Volver a Real Madrid C.F.

Datos e Historia

Logo_Real_Madrid

Con información de ”Wikipedia”.

El Real Madrid Club de Fútbol, mejor conocido como Real Madrid, es una entidad polideportiva con sede en Madrid, España. Fue fundado oficialmente como un club de fútbol el 6 de marzo de 1902 por los hermanos barceloneses Juan y Carlos Padrós bajo el nombre de (Sociedad) Madrid Foot-ball Club.

Participa en la máxima categoría de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, la Primera División de España o Liga BBVA, desde su fundación en 1929 siendo uno de los tres únicos equipos que la ha disputado siempre sin haber descendido de ella, junto al Athletic Club y el Fútbol Club Barcelona. En ella posee los honores de haber sido el primer líder histórico de la competición, el del club que más títulos posee de la misma con un total de treinta y dos, y el de haber conseguido la máxima puntuación en una temporada con cien puntos.

Regido por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a nivel nacional, y por la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) (máximo organismo futbolístico) a escala internacional, contribuye al progreso del fútbol en constantes oportunidades siendo miembro creador, fundador y cofundador de varias competiciones de fútbol. Antes de la existencia de la RFEF, el club dio origen a algunas de las competiciones españolas más longevas como el extinto Campeonato Regional Centro, o la Copa de España; mientras que tras ser uno de los miembros fundadores de la FIFA,colaboró en el origen a algunas de las competiciones o asociaciones más prestigiosas a nivel internacional como la Copa de Europa, la Copa Intercontinental o la Asociación de Clubes Europeos. Es el primer equipo español y del mundo que ganó la Liga de Campeones, además de ser también el primer equipo español y del mundo que la ganó dos veces consecutivas, es el único equipo del mundo que la ha ganado cinco veces consecutivas y es el primer y el único equipo del mundo que consigue ganarla diez veces. Es el primer equipo español que ganó la Liga Europea y el primer equipo español y del mundo que la ganó dos veces consecutivas.

Iniciado como un club de fútbol, pronto adquirió un carácter multiportivo que le llevó a desarrollar varias disciplinas dentro del seno de la entidad. En su mayoría se encuentran extintas actualmente debido a los problemas económicos que acarrearon y para potenciar las secciones principales, el fútbol y el baloncesto (su segunda sección por importancia, conocida como Real Madrid de Baloncesto). Pese a ello sobreviven las ya citadas, más la sección de fútbol indoor creada en 2008 a partir del equipo de veteranos. A lo largo de los últimos años hubo varias especulaciones sobre el intento de recuperar algunas de las antiguas prácticas desaparecidas como la sección de balonmano, mediante acuerdos con el Club Balonmano Ciudad Real, o la sección de rugby mediante un acuerdo con el Canoe Rugby Club Madrid, pero finalmente no llegaron a materializarse.

En el apartado baloncestístico, junto a Club Joventut de Badalona y el Club Baloncesto Estudiantes es el único club que jamás ha descendido de la máxima categoría, disputando desde su creación en 1957 su primera división denominada Liga Española de Baloncesto y posteriormente Liga ACB. Al igual que su sección de fútbol colaboró en el desarrollo de este deporte a través de la mano de Raimundo Saporta, directivo del club mientras compaginaba sus cargos en la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) y la Federación Española de Baloncesto (FEB), creando la homónima Copa de Europa, el Torneo de Navidad internacional, o la Liga Española de Baloncesto y la sucesora Liga ACB entre otras. Saporta es considerado como el mayor propulsor de este deporte en España y Europa.

En cuanto a los logros deportivos es una de las entidades más laureadas y reconocidas del mundo, siendo galardonado a nivel futbolístico nacional e internacional por la FIFA como el Mejor Club del siglo xx en diciembre del 2000, como el Mejor Club Europeo y Mundial del siglo xx por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), y como la institución más laureada a nivel mundial en baloncesto. Entre ambas secciones, suma un total de diecinueve Copas de Europa (máxima competición a nivel de clubes en el antiguo continente), y siete Campeonatos mundiales, sumando más que ningún otro club europeo en el conjunto de ambas disciplinas. Asimismo, fue el primer club incluido por la International Football Hall of Champions (IFHOC) (institución colaboradora oficial de la FIFA) en el salón de la fama del fútbol.

Identificado por su color blanco (del que recibe el apelativo de «merengue»), es uno de los cuatro únicos clubes profesionales de fútbol del país cuya entidad jurídica no es la de sociedad anónima deportiva (S. A. D.), recayendo su propiedad en sus más de 96 900 socios.

Disputa sus partidos como local desde 1947 en el Estadio Santiago Bernabéu (denominado popularmente en su fundación como Nuevo Estadio de Chamartín), el cual cuenta con una capacidad de 81 044 espectadores, el tercero de mayor capacidad en Europa y que llegó a contar con una capacidad de 120 000 espectadores antes de verse sometido a las regulaciones de la UEFA sobre aforo, momento en el que era superado únicamente por el antiguo Estadio de Wembley.

Es uno de los clubes más populares de su país, relevancia que se extiende fuera de España donde es también uno de los más aclamados a nivel mundial. El número de seguidores favorece a que sea una de las entidades deportivas con mayor valor en el mercado y una de las que más ganancias obtiene anualmente siendo el club más rico por décimo año consecutivo. Su valía se estima en algo más de 2 990 millones de euros y sus ingresos son de más de seiscientos millones de euros por temporada, obteniendo en la 2013-14 una cantidad estimada de 603,9 millones cantidad más alta alcanzada nunca por un club deportivo, siendo la primera y única entidad en superar los seiscientos millones en ingresos desde la citada temporada. Posee un presupuesto de 540 millones y un endeudamiento financiero neto de 71,5 millones de euros que se vio reducido en algo más de diecinueve millones respecto al ejercicio anterior, mientras que su deuda neta se situaba en 2013 en 90,6 millones de euros antes de ser completamente reducida al ser asumible en parámetros de solvencia.

A través de su fundación carente de ánimo de lucro acerca la marca Real Madrid y la filosofía del club a distintas regiones del mundo, llevando a cabo una importante labor social y de cooperación internacional en favor del desarrollo en los más de sesenta países en los que está presente.

Historia

Fundación y primeros años

 

Julián Palacios, considerado primer presidente del club.

Julián Palacios, considerado primer presidente del club.

Instantánea del Madrid F. C. en 1905.

Instantánea del Madrid F. C. en 1905.

En 1897 un grupo de jóvenes de la Institución Libre de Enseñanza fundó el primer club de fútbol de Madrid, la (Sociedad) Sky Foot-Ball (conocida como Foot-ball Sky), que comenzó a entrenar en las cercanías del barrio de Vallecas. En 1900, tres años después de su fundación, atravesaba por graves apuros para mantenerse vivo por lo que parte de los integrantes del club se marcharon para fundar otro equipo al que bautizaron oficialmente como (Sociedad) Madrid Foot-Ball Club, que disputaría varios partidos amistosos por la provincia de Madrid para promocionar este nuevo deporte, teniendo lugar el primero de la entidad el 6 de octubre de 1901 en el Campo del Retiro. Así se mantuvo durante un par de años, sin legalizar su nacimiento futbolístico ya que no lo creían necesario para practicarlo, hasta que por impulso de Julián Palacios y los hermanos Juan y Carlos Padrós (presidente e integrantes de la escisión del Foot-Ball Sky) legalizaron oficialmente la nueva asociación el 6 de marzo de 1902 a través del siguiente comunicado:

“Juan Padrós y Rubio, del Comercio de Madrid, que habita en la calle de los Madrazo, 25-3Q izquierda, a V.E. respetuosamente expone: Que con objeto de constituir una Sociedad de juegos de Sport, que se denominará MADRID FOOT BALL CLUB, le acompaña las bases por que ha de regirse, para su aprobación.”

Juan Padrós. 6 de marzo de 1902. Madrid

En su primera Junta General Extraordinaria se eligió a la primera junta directiva de la recientemente oficializada entidad, que quedó conformada con Juan Padrós como primer presidente y Enrique Varela como vicepresidente, además de acordarse el uniforme del equipo: pantalón y camisa blancos, con medias negras y casquete azul oscuro, como así manifestan sus estatutos fundacionales aprobados por la Junta directiva y legalizados por el gobernador civil de Madrid el 22 de abril:

“El uniforme reglamentario será para los partidos ordinarios pantalón azul oscuro, corto y recto, blusa blanca y medias oscuras, y para los partidos extraordinarios será: pantalón y blusa blancos, medias negras con vueltas y cinturón con los colores nacionales, completando este uniforme un casquete azul oscuro.”

Junta directiva del club. 18 de marzo de 1902. Madrid.

En la actualidad el blanco continúa siendo el color principal de la equipación, al que se le añadieron las medias en la década de los años cincuenta. Para dilucidar el que fuese su primer equipo titular tras la oficialización se jugó un partido entre sus jugadores (tanto miembros del Foot-ball Sky como del Madrid Foot-ball Club) diferenciándose entre ellos por unas bandas de color que atravesaban la camisa del uniforme. El Heraldo del Sport o la Correspondencia de España, diarios de la época, informaron de los recientes acontecimientos así como de las futuras disputas de encuentros que el club programó como medida preparatoria para los primeros concursos de “foot-ball” que tuvieron lugar en la capital: el «Concurso de Bandas» o el «Concurso Madrid de Foot-ball».

Crecimiento del foot-ball

BASES DEL CONCURSO DE FOOT-BALL ORGANIZADO POR EL MADRID F. C.1ª Podrán tomar parte, en este Concurso, todas las Sociedades españolas de Football Asociación, inscribiéndose hasta el 1º de mayo para lo cual podrán dirigirse al Presidente de la Sociedad “Madrid F.C.”, calle de Alcalá, 48, Madrid.2ª Al inscribirse la Sociedad, presentará la lista del equipo con un númeri ilimitado de suplentes.3ª El premio quedará propiedad legítima de la Sociedad que lo obtenga.4ª Se jugará por series, sorteándose los equipos dos á dos, y por este procedimiento será vencedor el que gane la última serie.

5ª En caso de empate, el juez árbitro podrá prolongar al partido por tiempos de 15 minutos.

6ª Los partidos se jugarán con cualquier tiempo, si no hay acuerdo en contra por parte de los capitanes respectivos.

7ª Los jueces se nombrarán de común acuerdo entre los capitanes de los equipos litigantes. En caso de que éstos no lleguen á un común acuerdo, será el Jurado el que lo haga. El juez árbitro, tendrá obligación de dar cuenta al Jurado, en acta firmada por él y los dos capitanes respectivos, y no se aceptará ninguna reclamación pasadas las 48 horas.

8ª Diferencias y reclamaciones de cualquier índole, tienen que hacerse por escrito al Jurado, que se reserva el derecho de reoslver.

Carlos Padrós. Madrid 1902.

Éste último, conocido popularmente como la Copa de la Coronación, dio al club su primer título en el mismo año de su fundación: la Copa de la Gran Peña, un trofeo consolación de la que era además la primera competición disputada entre equipos de España y que sería reconocida después como la precursora de la actual Copa del Rey. La competición que fue organizada por el Madrid Foot-ball Club de mano de los hermanos Padrós (demostrando así su gran implicación con el desarrollo de este nuevo deporte) pretendió reunir a la mayoría de los clubes existentes en la época. Finalmente, debido a diversos motivos solo se presentaron cinco contendientes: el Club Bizcaya, el Club Español de Foot-Ball, el Foot-Ball Club Barcelona, el New Foot-Ball Club (nueva denominación del Sky Foot-Ball) y el Madrid Foot-Ball Club.

El evento, que tuvo lugar en el Hipódromo de la Castellana entre el 13 y el 16 de mayo (apenas dos meses después de la fundación oficial del club), proclamó al Club Bizcaya como vencedor tras imponerse en la final al F. C. Barcelona por 2-1, quien previamente había derrotado a los madrileños por 3-1. Ambos clubes, más antiguos y con un plantel más internacionalizado que el madrileño (que contaba únicamente con Arthur Johnson como extranjero), le alejaron del triunfo. Pese a ello, el éxito cosechado por el evento dio inmediatamente con el nacimiento del que fue denominado como campeonato de la Gran Peña, para dilucidar el subcampeón del Concurso Madrid. Considerado como un torneo de consolación, finalmente solo dos de los cuatro equipos participarían en él: el Club Español de Foot-ball y el Madrid Foot-ball Club. Tras el 3-2 final el club blanco conquistó el primer título para sus vitrinas, lo que sumado a los resultados obtenidos en el Concurso de Bandas reflejaban el dominio del club en la capital. Como anécdota tras el Concurso Madrid se dio el que fue el primer caso del traspaso de un jugador del F. C. Barcelona al equipo blanco. El 23 de mayo Alfonso Albéniz, hijo del célebre compositor gerundense Isaac Albéniz, recaló en el club madrileño como así confirmó una publicación de la época.

Siempre implicado desde sus orígenes en el desarrollo y crecimiento del fútbol, el 21 de mayo de 1904 participó en la fundación de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) junto a las federaciones de Bélgica (UBSSA), Dinamarca (DBU), Francia (USFSA), Países Bajos (NVB), Suecia (SBF) y Suiza (ASF), al no poseer aún España una Federación de Fútbol oficial. Para la fecha numerosos equipos de fútbol habían germinado en la capital acrecentando la competencia, por lo que absorbió al Moderno Foot-Ball Club, la Association Sportive Amicale y en 1907, al Moncloa Foot-Ball Club para cubrir las bajas ante la dimisión de algunos de sus integrantes para fundar el Club Español de Madrid y el Athletic Club (Sucursal de Madrid), un equipo filial en Madrid del club bilbaíno del Athletic Club del que años más tarde se desvinculó; mientras, Carlos Padrós (uno de los grandes impulsores del club y del fútbol) fue nombrado presidente sustituyendo a su hermano Juan.

Durante la primera década gana sus primeros títulos oficiales de las nuevas competiciones surgidas merced tanto a la evolución de este deporte como al impulso de la Agrupación Madrileña de Clubs de Foot-ball, la cual estuvo presidida por el citado Carlos Padrós hasta que se hizo cargo de la presidencia blanca. Sus victorias en el «Campeonato de Madrid» conocido popularmente como el «Campeonato Regional» le otorgaron el derecho a participar y defender a Madrid o la región Centro en el Campeonato de España. Tras acariciar el título en las dos primeras ediciones se adjudicó consecutivamente los siguientes cuatro campeonatos de 1904 a 1908, siendo sus primeros títulos oficiales a nivel nacional de la única competición de tal magnitud disputada hasta entonces en el país. Tal logro le otorgó además el primer trofeo en posesión de la competición por ser el club pionero en conquistarla tres años consecutivos. Vistos los buenos resultados y bajo el deseo de aumentar la popularidad y grandeza del club, el 23 de octubre de 1905, el presidente organizó el primer partido internacional con motivo de la visita a España del presidente francés Émile Loubet. El Gallia Sport de París y el Madrid F. C. empatan a uno en el Hipódromo de Madrid.
En los siguientes años y con la madurez que va desarrollando el fútbol, fueron adquiriendo gran importancia los detalles tácticos durante el transcurso de los partidos, por lo que el club contrató al inglés Arthur Johnson como su primer entrenador para su perfeccionamiento (antiguo jugador del club y uno de los más experimentados con su reglamento y particularidades). Dichas evoluciones se llevaron a cabo desde 1912 en el nuevo campo de fútbol, el Estadio de O’Donnell, ya que debido al rápido crecimiento del club y su popularidad entre los aficionados se hizo necesario un traslado a un campo de fútbol de mayor aforo que el actual Hipódromo. Así nace el primer estadio del club, que fue posible gracias a que el ex futbolista y posterior presidente del club, el hispano-francés D. Pedro Parages, asumió la mayoría de los costes. Fue sin duda otra de las figuras más relevantes en la historia del club junto a Carlos Padrós quien fue proclamado primer presidente de honor.

En adelante el club se alternó en la conquista de los campeonatos regionales con la Gimnástica de Madrid y el Racing de Madrid. Durante esas ediciones no volvió a obtener la Copa de España hasta la edición de 1917 cuando ganase en Barcelona por 2-1 al Arenas Club de Guecho en el partido de desempate.

Un club Real

Escudo del club tras la misiva de 1920, y utilizado hasta 1931.

Escudo del club tras la misiva de 1920, y utilizado hasta 1931.

La magnitud que iba adquiriendo el club se fue haciendo cada vez más notable, y así se llegó al 29 de junio de 1920, cuando se produjo uno de los hechos más destacados en la historia blanca como fue la recepción de una breve misiva procedente del rey de España Alfonso XIII de Borbón al presidente del club. Ésta citaba:

“Su Majestad el Rey (q. D. g.) se ha servido conceder con la mayor complacencia el Título de “Real” a ese Club de Football, del que V. es digno presidente, el cual, en lo sucesivo, podrá anteponerse a su denominación. Lo que de Real orden participo a V. para su conocimiento y efectos consiguientes. Dios guarde a V. muchos años.”

Alfonso XIII de Borbón. 29 de junio de 1920. Madrid.

Desde ese momento adquirió así el club una denominación que mantiene en la actualidad, Real Madrid Foot-Ball Club, y por tal el derecho a portar la corona real en su escudo. Tras el acto Pedro Parages —ya presidente del club— en similares términos y con palabras de gratitud por el reciente nombramiento, envió de vuelta una misiva en la que además del agradecimiento solicitaba una audiencia con Su Majestad, tras la cual le concedió a su primogénito Alfonso de Borbón y Battenberg la presidencia de honor de la Sociedad.

Bajo la dirección deportiva de Juan de Cárcer, nuevo técnico blanco, el equipo capitalino dominó los campeonatos regionales durante la década de los años veinte, suerte que no se tradujo en la Copa de España atravesando así una sequía de títulos en la que era la máxima competición futbolística del país. Siendo el dominador de Madrid comenzó a realizar extensas giras por Europa con enfrentamientos en Portugal, Italia, Inglaterra, Dinamarca, y Francia; y emprendió su primer viaje a América para darse a conocer en el resto del mundo. Pese a que el bagaje no fue muy positivo en una época en la que jugar de visitante era un gran hándicap debido a la poca información que se tenía sobre los equipos rivales y sus estilos de juego, el club obtuvo un mayor reconocimiento e ingresos que permitieron que la entidad siguiese con su crecimiento.

Crecimiento como institución

Dicha expansión contrajo los primeros grandes futbolistas de la historia del club. Nombres como los hermanos Sotero y Eulogio Aranguren, Alberto Machimbarrena, René Petit, o Juan Monjardín, quedaron grabados en la historia madridista. Sin embargo, pese a los numerosos ilustres jugadores que pasaron en la época por el club, uno sobresalió entre el resto por su enorme carisma y olfato goleador y que años más tarde terminó por ser una de las mayores figuras de la entidad: Santiago Bernabéu. Todos ellos contribuyeron en el campo al crecimiento deportivo de un club que empezó a contemplar la idea de poseer un estadio exclusivo. Así, tras deambular por diferentes campos de Madrid, se inauguró en 1924 el Campo del Real Madrid Club de Fútbol, conocido popularmente como el «Estadio de Chamartín» debido al nombre de uno de los municipios colindantes y que se anexionó a la capital en 1948: Chamartín de la Rosa.

Se llegaba al final de la década, y en 1926 arribó la profesionalización del fútbol a España, y unos años más tarde, en 1929, se inauguró el Campeonato de Liga —que en adelante fue la competición que designaría al mejor equipo del país, y que fue organizado por la ya existente Real Federación Española de Fútbol (RFEF)—. En él tomó parte el Real Madrid Foot-Ball Club al ganarse el privilegio por ser uno de los vencedores del Campeonato de España de Copa junto a otros nueve equipos. Éstos eran los otros cinco clubes campeones hasta la fecha: Athletic Club, Foot-ball Club Barcelona, Real Unión Club de Irún, Arenas Club de Guecho y Real Sociedad de Foot-ball de San Sebastián; más tres finalistas: Athletic de Madrid, Club Deportivo Europa y Real Club Deportivo Español; y para decidir la décima plaza se organizó un torneo eliminatorio entre ocho clubes en el cual venció el Real Santander Racing Club.

En esa primera edición del Campeonato de Liga de España el club terminó en el segundo puesto en detrimento del F. C. Barcelona, tras perder en la última jornada de Liga frente al Athletic Club, quedando constancia de la gran disputa que ya manifestaban dichos tres equipos y que acrecentó su rivalidad en años siguientes. Gaspar Rubio, nueva contratación, fue el máximo anotador del club y segundo de la competición según algunas fuentes. Tras finalizar quinto en la segunda liga y debido a la escasa consecución de títulos importantes (a excepción de los campeonatos regionales), se inició la temporada 1930-31 con numerosos fichajes encaminados a cambiar esa tónica. Entre ellos destacó la que fue su mayor contratación, siendo también una de las mayores de la época: la del guardameta internacional español Ricardo Zamora, por el cual se pagaron 150 000 pesetas al Real Club Deportivo Español de Barcelona. Pese al gran esfuerzo económico el equipo tuvo una discreta participación y finalizó en el sexto puesto de la clasificación debido a una escasez goleadora merced al retiro de sus grandes arietes.

Santiago Bernabéu.

Santiago Bernabéu.

Santiago Bernabéu, ligado al club durante más de 60 años, consiguió que el club tuviese por fin un estadio a la altura de sus logros, siendo el mayor de la época en Europa.

El nuevo comienzo trajo la refundación de la sección de atletismo, a la que se unió años más tarde la que con el tiempo fue la tercera disciplina más importante del club: la sección de voleibol.

Antes tuvieron lugar dos acontecimientos que fueron muy recordados por el madridismo: el 13 de junio, en la vuelta de las semifinales de la Copa del Generalísimo de 1943, el club le endosó al F. C. Barcelona la que fue una de las peores derrotas de su historia tras vencerle por once goles a uno remontando así el partido de ida con una destacada actuación de Barinaga y Pruden, autores de cuatro y tres tantos respectivamente; el otro suceso, ocurrido el 15 de septiembre, correspondió al nombramiento por unanimidad del exfutbolista y exentrenador Santiago Bernabéu como presidente blanco. El club, que no consigue levantar cabeza tras los acontecimientos sufridos en España, vive sus peores momentos deportivos en sus principales secciones de fútbol y baloncesto, aunque no así en las restantes, donde siguen con su crecimiento y conquista de títulos.

En 1944 el club siguió ganando adeptos por lo se adquieren los terrenos colindantes al «Estadio de Chamartín» para lo que pronto fue el nuevo recinto del Estadio Real Madrid Club de Fútbol conocido como «Nuevo Estadio de Chamartín», y que años más tarde fue rebautizado como Estadio Santiago Bernabéu en honor del presidente. Pese a todo, la sección sigue en una delicada situación y aunque conquista dos títulos de Copa en 1946 y 1947, estuvo cerca de descender de categoría en la temporada siguiente y en donde provocado por la falta de resultados, Jacinto Quincoces, antiguo futbolista del club y con apenas un año en el cargo, renunció a la dirección técnica.
En enero el inglés Michael Keeping le relevó en el cargo, y con su clásica formación “WM”, inédita en el fútbol español, salvó al equipo del descenso terminando en la undécima posición, la que es hasta hoy día la peor clasificación del club en el campeonato español. Aunque contaba con estrellas como Manuel Fernández Pahiño, Miguel Muñoz o Luis Molowny, el cuadro merengue pasó las siguientes campañas entre los equipos de la media tabla. Se salvó una etapa difícil en la que el club había llegado a convertirse en una de las mayores entidades polideportivas del país, con numerosas y exitosas secciones entre las que nació el primer filial madridista donde el club foguearía a jóvenes promesas antes de incorporarlos al primer equipo: la Agrupación Deportiva Plus Ultra.

Con motivo de buscar nuevos y talentosos futbolistas, y de alguna forma intentando huir de los grandes desembolsos económicos por contra de un mayor compromiso con el club, originalmente mantenía diversos acuerdos con varios clubes madrileños que le hacían las veces de cantera desde 1930. De ellos se nutría de jugadores que le resultaran interesantes para su primer equipo a cambio de material deportivo y ayudas deportivas y económicas para sus desarrollos. Uno de esos equipos era la citada A. D. Plus Ultra, club fundado por la compañía de seguros del mismo nombre y que en 1947 arregló, mediante un contrato formal con el Real Madrid C. F., un acuerdo en favor del cual pasó a convertirse en su club filial de manera oficial.

Bajo el mandato de Bernabéu, aún estaban por escribirse los renglones de lo que fue la primera gran época dorada del club, que ya empezaba a vislumbrarse en su crecimiento tanto en la institución, como en el número de seguidores, lo que aportó significativos ingresos económicos que favorecieron aún más su desarrollo, reflejándose por ende en éxitos deportivos.

Primera época dorada

 

Alfredo Di Stéfano.

Alfredo Di Stéfano.

En torno a la llegada de Alfredo Di Stéfano al club, se formó uno de los equipos más recordados y dominantes de Europa con el que empezó la primera época dorada del club. Éste llegó a conquistar cinco Copas de Europa consecutivas y una Copa Intercontinental.

Asentadas unas firmes bases, el club empezó a obtener múltiples éxitos en sus secciones de baloncesto, voleibol o béisbol, que no hacen sino confirmar la buena salud de la que goza la entidad, viéndose reflejado en la fundación de nuevas secciones deportivas como las secciones de tenis, boxeo, bolo palma, pelota, balonmano, gimnasia, halterofilia, remo, y ajedrez. El fútbol, que no atravesaba por grandes logros a nivel nacional, pronto cambió su rumbo y empezó a escribir los que fueron los primeros renglones de su primera época dorada.

Se llegó así al 6 de marzo de 1952, fecha del 50.º aniversario de la fundación de la entidad, para la cual el presidente Bernabéu organizó diversos actos entre los que destacaron la disputa de un torneo internacional de fútbol y otro de baloncesto. Ambos eventos precedieron la llegada al club de tres de las mayores figuras de la historia del mismo, Alfredo Di Stéfano y Raimundo Saporta, a la que se unió una tercera, el cántabro Francisco Gento fichado del Real Santander Sociedad Deportiva. Ellos fueron tres de los grandes pilares que llevaron al club a lo más alto del panorama internacional.

Raymond Kopa, José Santamaría y el flamante delantero Ferenc Puskás, perteneciente a la selección húngara conocida como los «magiares mágicos», se sumaron a una plantilla que más tarde fue conocida como el «Madrid de Di Stéfano» y que ganó nueve ligas, una Pequeña Copa del Mundo, una Copa Intercontinental y dos Copas Latinas en 1955 y 1956 (en lo que fue un primer intento por organizar un torneo de prestigio entre clubes de Europa). Es así como Santiago Bernabéu se convirtió en vicepresidente y colaborador directo de la iniciativa de Gabriel Hanot, editor del diario francés L’Équipe, de fundar la Copa de Europa. Dicho nacimiento, sitiado en una reunión que tuvo lugar en un hotel de París, tuvo el beneplácito de la UEFA que se encargó en el futuro de sus competencias. La competición reunió desde entonces a los campeones de las distintas ligas europeas para la disputa de un título que designaría al mejor equipo del continente. El equipo conquistó las cinco primeras ediciones de la considerada mayor competición a nivel de clubes del momento. La última de ellas, frente al Eintracht Frankfurt Fußball en Glasgow, fue vencida por 7-3 ante 135 000 espectadores, y tras la misma, el diario inglés The Times catalogó a los jugadores blancos como «vikingos» escribiendo:

“Real wanders through Europe as the Vikings once walked, destroying everything in its path”
(“El Real Madrid se pasea por Europa como antaño se paseaban los vikingos, arrasándolo todo a su paso”)

The Times. 19 de mayo de 1960. Londres.

Los blancos consiguieron una hazaña que con el paso del tiempo sería histórica ya que no ha sido capaz de igualarse hasta el momento. Las cinco Copas de Europa consecutivas se mantienen como la mejor actuación lograda nunca por un equipo en la historia de la competición. Además, en consecuencia del último título, el club obtuvo el privilegio de disputar una nueva competición internacional recientemente instaurada por la FIFA: la Copa Intercontinental. Éste trofeo fue disputado en adelante por el campeón de Europa y el campeón de Sudamérica (ganador de la Copa Campeones de América, homóloga de la Copa de Europa) para dilucidar quién era el mejor equipo del mundo. El Real Madrid salió vencedor tras derrotar al Club Atlético Peñarol por un global de 5-1, corroborando así su condición de mejor equipo del mundo.

«El Madrid de Di Stéfano» subió así al club a lo más alto del panorama futbolístico internacional, logrando un gran reconocimiento por parte de medios, aficionados y equipos rivales. Durante este periodo, el equipo levantó nada menos que diecinueve títulos en poco más de diez años, mientras que sus futbolistas fueron internacionalmente reconocidos con el nuevo trofeo creado por el diario francés L’Équipe del Balón de Oro, premio al mejor futbolista del mundo según un jurado de expertos, y en donde los blancos coparon el podio del trofeo durante los primeros años.

El relevo generacional continúa la estela

Al año siguiente, fue el que con el paso de los años se convirtió en su mayor rival, el C. F. Barcelona, el que le afligiese su primera eliminación europea. En la edición sucesiva de la competición y en la de 1963-64 se resarcieron, y alcanzaron nuevamente dos finales que sin embargo perdieron a manos del Sport Lisboa e Benfica de Eusébio da Silva y el Football Club Internazionale Milano de Luis Suárez, Helenio Herrera y Sandro Mazzola. El gran equipo que asombró a Europa daba ya sus últimos coletazos y se produjo un cambio generacional que inició una nueva época en el club de Concha Espina de la mano del técnico Miguel Muñoz, exfutbolista del club e integrante de la exitosa generación.

 

Amancio Amaro.

Amancio Amaro.

Paco Gento fue uno de los líderes deportivos del club junto a Amancio Amaro del «Madrid Yé-yé».

Paco Gento fue uno de los líderes deportivos del club junto a Amancio Amaro del «Madrid Yé-yé».

Los viejos ídolos del club dieron paso un equipo integrado por jóvenes españoles como Enrique Pérez Pachín, Pedro de Felipe, Manuel Sanchís, José Martínez Pirri, Ignacio Zoco, Paco Serena, Amancio Amaro, Ramón Grosso o Manuel Velázquez; todos ellos capitaneados por el veterano Paco Gento. Frente a los grandes logros, hubo que lamentar dos hechos: las desapariciones de las secciones de béisbol, balonmano, y rugby, así como el secuestro de Di Stéfano por miembros del Frente de Liberación Nacional de Venezuela durante la Pequeña Copa del Mundo de Caracas.

Dos supuestos policías se presentaron en el hotel de concentración invitándole a acompañarles a comisaría por un delito de tráfico de drogas. En el coche le confirmaron el suceso que finalizó con su liberación dos días después:

“Esto es un secuestro. No le va a pasar nada. Somos revolucionarios que no estamos de acuerdo con el régimen de nuestro país. Le soltaremos enseguida”.

Secuestradores de Di Stéfano. 20 de agosto de 1963. Caracas

Fue ya tras la retirada del jugador en 1966, cuando el conjunto blanco volvió a ganar la Copa de Europa venciendo en la final al Fudbalski klub Partizan de Belgrado por 2-1, después de los dos subcampeonatos anteriores, siendo recordado popularmente como el «Madrid Yé-yé». Con el triunfo Paco Gento se convirtió en el jugador que más títulos ostenta de la competición, con seis  (récord aún vigente en la actualidad), mientras que el club sumó ocho finales en once años de competición.

Por aquel entonces, Raimundo Saporta llegó a alcanzar la vicepresidencia del club, ostentando el cargo en 1962, y sus actos no hicieron sino ayudar al firme crecimiento de la sección de baloncesto en particular, y del club en general. Una anécdota de la grandeza que estaba adquiriendo el club quedó reflejada en un acto social del presidente Bernabéu y el mismo Saporta durante la Navidad del año anterior. En la época se mantenían conflictos políticos de los países del régimen comunista, entre los que se encontraba Hungría, y España (en esos momentos una dictadura derechista basada en el nacionalismo denominada franquismo). Entre ellos, no estaba permitida la entrada en el país de ninguna persona que formase parte de los países comunistas.

En el acto en cuestión, sucedido en Budapest, tras meditar unos segundos ante la petición de los presentes de que expresase un deseo que pudieran realizar los húngaros para honrarle, Bernabéu respondió:

“Vive en España un hombre que ustedes conocen muy bien. Se llama Ladislao Kubala. Van a hacer casi trece años que desea abrazar a su anciana madre que sigue viviendo en Hungría. Ustedes saben, tanto como yo, que diversos problemas de orden político impiden que estos dos seres se puedan ver. Yo quiero en estos instantes que ustedes me ofrezcan la posibilidad de brindar a Kubala, que no juega para mi club, el abrazo de su madre…”

Santiago Bernabéu. Mes de diciembre de 1961. Budapest.

Fue así como pocos días después la madre de Ladislao Kubala, entrenador y emblemático exjugador del F. C. Barcelona, viajaba a España tras casi trece años sin ver al futbolista merced a un visado especial para pasar las Navidades con sus nietos y su hijo, quedando de manifiesto la filosofía del club en anteponer a las personas antes que las entidades.

Referente mundial

Las demás secciones siguieron creciendo y cosechando logros, por lo que el club construyó su primer pabellón de baloncesto en 1966 denominado Pabellón de la Ciudad Deportiva, sitiado en las también nuevas instalaciones deportivas del club en la denominada, valga la redundancia, Ciudad Deportiva del Real Madrid Club de Fútbol, inaugurada el 18 de mayo de 1963. Unos complejos necesarios para ampliar y albergar a las secciones deportivas dado su incipiente crecimiento; un espacio donde reunirlas a todas y fomentar su ambiente y desarrollo.
Consiguió convertirse también en el mejor club europeo de baloncesto tras conquistar la Copa de Europa en cuatro ocasiones, llegando a siete finales en ocho ediciones, con grandes jugadores como Lolo Sáinz, Clifford Luyk, Wayne Brabender o Emiliano Rodríguez que bajo la dirección de Pedro Ferrándiz formaron un equipo temible y uno de los mejores de la historia.

Lamentablemente, no todo son buenas noticias, y las dificultades económicas que supone mantener algunas de las secciones de menor repercusión van pasando factura y a principios de la década de los años setenta se suprime la sección de lucha, mientras el equipo que realiza las funciones de filial en fútbol, la Agrupación Deportiva Plus Ultra se ve abocada a la desaparición. Es entonces cuando Bernabéu, para evitarlo, compra sus derechos federativos con lo que el equipo pasa a ser dependiente de manera oficial del primer equipo, siendo renombrado como Castilla Club de Fútbol. El club durante esta década sumó entre todas sus secciones diecisiete Ligas, catorce Copas, dos Copas de Europa, y tres Intercontinentales, además de otros numerosos títulos de menor carácter que llevan a la fundación de nuevas ramas como el tiro con arco, hockey hielo, patinaje artístico, fútbol sala y esgrima.

La entidad siguió creciendo y se llegó al 75.º aniversario, al que siguió tan solo un año después uno de los hechos más tristes del club: el fallecimiento de Santiago Bernabéu el 2 de junio de 1978. El madridismo lloró por el que fuera el mejor y más carismático presidente que ha tenido el club a lo largo de su historia, y uno de los que más favoreció a su evolución.

Poco después, en septiembre y ante la sorpresa de los directivos del club, Luis de Carlos accedió a la presidencia con el difícil reto de manejar el club bajo la sombra del antiguo mandatario. Pese a ello, supo mantener en todo momento los valores del madridismo, lo que le hizo acreedor de un reconocimiento únanime del mundo del fútbol al dirigir al club en el difícil período de transición tras la desaparición de su dirigente más legendario y quizás del fútbol español en toda su historia. Cuando todo indicaba que el puesto lo ocuparía Raimundo Saporta, éste sorprendió con una negativa a aceptar el cargo. Sus motivos venían por petición y consejo de su amigo y compañero Santiago Bernabéu. Durante el mandato de Luis de Carlos, caracterizado por su caballerosidad y señorío, se inauguró el 31 de agosto de 1979 la disputa de un trofeo para honrar la memoria de Bernabéu. Con el propósivo añadido de ver en el feudo blanco a los mejores equipos y jugadores del mundo se invitó en la primera edición del Trofeo Santiago Bernabéu a tres campeones de Europa: el Fußball Club Bayern München (a la postre campeón del torneo), el Amsterdamsche Football Club Ajax y la Associazione Calcio Milan.

En la disciplina baloncestística se incorporaron Mirza Delibašić, Steve Malovic y un jovencísimo Fernando Martín, que se convirtió en el mejor pívot que ha vestido nunca la camiseta blanca, y que tuvo el privilegio de ser el primer español y segundo europeo en disputar la National Basketball Association (NBA) jugando para los Portland Trail Blazers. En esos años, el equipo filial vivió sus mejores años conseguiendo un subcampeonato en la Copa del Rey de 1980, cuya final fue una auténtica fiesta del madridismo ya que se disputó en el Estadio Santiago Bernabéu entre dos de los equipos de fútbol del club: el Real Madrid C. F. y el Castilla Club de Fútbol.
Se impuso el primer equipo por 6-1, siendo la primera vez que dos equipos de un mismo club copaban las dos plazas para la disputa de un campeonato, quedando grabado en la historia, y permitiendo al Castilla C. F. ser el primer equipo filial y de segunda categoría disputar una competición eurpea. En aquel filial militaron jugadores como Agustín Rodríguez, Ricardo Gallego o Francisco Pineda, predecesores de la que sería la para muchos aficionados la mejor generación de canteranos que ha dado el club en su historia: «La Quinta del Buitre».

Con la nueva década, el club de nuevo dejó su nombre grabado en Europa en ambas secciones. Un subcampeonato en la Copa de Europa de fútbol de 1981, final a la que llegó después de quince años de intentos, y dos Copas de la UEFA, se unieron a los logros del baloncesto, cuya sección celebraba su 50.º aniversario, abanderados por su séptima Copa de Europa, su primera Recopa de Europa, y el recién estrenado Campeonato Mundial de Clubes (otrora Copa Intercontinental).

Estas nuevas generaciones en todas sus secciones siguieron con la estela marcada por Di Stéfano y los suyos, aumentando el palmarés y el dominio del club con más de cien títulos en apenas cuatro décadas desde los años cicuenta, afianzándose como referente deportivo mundial. La entidad Real Madrid C. F. era ya a estas alturas un referente mundial en el mundo del deporte, que vivió su época más dorada de mano de algunos de los más grandes deportistas de la época.

Segunda época dorada

Durante la década de los ochenta, el club volvió a vivir un nuevo esplendor abanderado por sus secciones de fútbol y baloncesto, casi ya las únicas dos representantes de la entidad al haber sido clausuradas la mayoría de las secciones deportivas. Pese a ello, el nombre del club siguió en lo más alto del panorama deportivo europeo.

La supremacía de «La Quinta del Buitre»

En el fútbol, la conocida como la generación de futbolistas de «La Quinta del Buitre» fue forjándose en las categorías inferiores del club. Ésta, conquistó el que fue el mayor logro del primer equipo filial antes de subir al primer equipo: el título de Segunda División en 1984 con el Castilla C. F. Al año siguiente fueron promocionando progresivamente uno a uno al primer equipo, gracias a Alfredo Di Stéfano, por aquel entonces entrenador del primer equipo, y a Amancio Amaro entrenador del filial. En su primer año como entrenador blanco el ídolo hispano-argentino llevó consiguió llevar al equipo a disputar cinco finales, pero lamentablemente no consiguió ganar ningún título.

Con estos jóvenes futbolistas asentados en el primer equipo y liderados por el madrileño Emilio Butragueño, que daba nombre al grupo, el club conquistó cinco Ligas consecutivas (1986-1990) (igualando el récord del Madrid de los años 60 de Di Stéfano, siendo estas dos veces las únicas que algún equipo ha conquistado el título de Liga en cinco temporadas seguidas), una Copa del Rey en 1989, y dos títulos consecutivos de la Copa de la UEFA, en 1985 y 1986.

 

Emilio Butragueño, líder generacional de la «Quinta de El Buitre».

Emilio Butragueño, líder generacional de la «Quinta de El Buitre».

En dichas gestas europeas se fue forjando el término de «miedo escénico», en referencia al fervor que se vivía en el Estadio Santiago Bernabéu donde los aficionados convertían el estadio en un auténtico fortín en el que el apoyo ofrecido a su equipo permitió que se vivieran múltiples remontadas, algunas de ellas frente a resultados muy adversos, en las que los rivales se veían desbordados y atenazados.

Dicho término se acuñó a raíz de la primera gran remontada, en su camino hacia su primera Copa de la UEFA. El equipo remontó por 6-1 un resultado adverso ante el R. S. C. Anderlecht frente al que había perdido por 3-0 en la ida.

En semifinales, al finalizar el partido de ida en San Siro después de caer por dos tantos a cero frente al F. C. Internazionale Milano, el jugador madridista Juan Gómez Juanito le dijo al defensor italiano Graziano Bini una frase que quedó para el recuerdo:

“Noventa minuti en el Bernabéu son molto longo…”
(“Noventa minutos en el Bernabéu son muy largos…”)

Juan Gómez. 10 de abril de 1985. Milán.

El Madrid remontó la eliminatoria tras vencer por 3-0 a los italianos para acceder a la final. En la siguiente edición, acontecieron otras dos grandes remontadas. La primera ante el Borussia Mönchengladbach alemán ante el que remontaron un 5-1 de la ida, para vencer por cuatro goles a cero en Madrid merced al valor doble del gol en campo rival. En semifinales se cruzó de nuevo con el F. C. Internazionale Milano. En el partido de ida, el equipo blanco perdió por 3-1 y los italianos celebraron la victoria como si de la final se tratase. Sin embargo, nuevamente el equipo remontó el resultado catorce días después, venciendo por un 5-1 accediendo así a la final tras una prórroga.

Además de los otro cuatro integrantes de «La Quinta», (Miguel González Míchel», Manolo Sanchís, Rafael Martín Vázquez, y Miguel Pardeza (que no llegó a afianzarse en el primer equipo), formó parte de esta generación el goleador mexicano Hugo Sánchez, procedente del Atlético de Madrid (siendo uno de los mejores goleadores que ha pasado por la historia del club), quien junto a Rafael Gordillo, Paco Buyo, Juanito, Fernando Hierro, y Bernd Schuster crearon un equipo casi imbatible denominado como «La Quinta de los Machos» que consiguió además el récord histórico de anotación en un campeonato de Liga con 107 goles que se mantuvo insuperable hasta la temporada 2011-12. El mandatario Luis de Carlos se retiró de la presidencia antes de concluir su segundo mandato por su avanzada edad en 1985 y fue sucedido por Ramón Mendoza, el cual, pese a contar con una gran generación de futbolistas que dominaron en España durante esa década, no pudo tampoco conseguir la ansiada séptima Copa de Europa, quedando en 1988 a sólo un paso de disputar la final tras caer eliminado en semifinales por el Philips Sport Vereniging, futuro campeón de aquella edición, en la llamada «Noche negra de Eindhoven». Se quebró así de nuevo la ilusión de conquistar el máximo entorchado continental, que se resistía ya desde hacía veinte años.

Esta generación, considerada para muchos aficionados como la mejor formación de canteranos que ha dado el club, cerraba unos gloriosos años que dejaban paso a la etapa reciente del club, donde su dominio enflaqueció, para vivir los años de mayor disputa futbolística vividos en España desde los primeros años del siglo xx.

Máxima competencia en España

Raúl González Blanco.

Raúl González Blanco.

Raúl fue el relevo generacional y futbolístico de Butragueño, ambos con el número 7 como dorsal, y representantes de dos de las mejores generaciones de canteranos que ha formado el club.

Con la nueva década, de nuevo se pierde un pedazo del madridismo. El polémico y carismático ex-futbolista del club Juan Gómez Juanito, símbolo blanco durante más de diez años, falleció en otro accidente de tráfico el 2 de abril de 1992 cuando regresaba a la ciudad extremeña de Mérida, donde entrenaba al equipo de la ciudad, poco después de presenciar un partido frente al Torino Football Club de la Copa de la UEFA. El jugador, muestra de su gran afecto y afición al club, acudió al encuentro que supuso además el regreso al Santiago Bernabéu de su ex-compañero y gran amigo Martín Vázquez, que militaba en el equipo italiano. Su gran casta en el terreno de juego, sería recordada desde entonces cada minuto 7 de partido en el estadio blanco.

El equipo queda dañado por la circunstancia, y el «punch» que le hizo tener un dominio abrumador en España se ve mermado. No se consigue rematar en las grandes oportunidades que se presentan de conquistar títulos, lo que unido al buen momento que atravesaba su rival deportivo, el F. C. Barcelona dirigido por Johan Cruyff hacen que el club pierda dos Ligas en la disputa del último partido de la temporada frente a, cosas del destino, el mismo club: el Club Deportivo Tenerife en las que fueron bautizadas como «las Ligas de Tenerife» (1992 y 1993). Se ganó una Copa del Rey en la temporada 1992-93, que fue, sin que nadie imaginase vaticinarlo, la que iniciase una larga sequía en esta competición que perduró hasta dos décadas.

Mientras el gran equipo de «La Quinta del Buitre» se disolvió con la marcha de Butragueño, Martín Vázquez, Hugo Sánchez y Míchel del conjunto blanco para dar paso a una nueva generación, otro gran jugador de la historia blanca surgió de la cantera: Raúl González. Con unos registros goleadores que asombraron a todos los empleados del club, el joven delantero fue ascendiendo rápidamente por las categorías inferiores del club, hasta convertirse bajo la dirección técnica del ex-jugador Jorge Valdano en el jugador más joven en debutar con la camiseta blanca en toda la historia. En su debut frente al Real Zaragoza, en La Romareda, no defraudó, y pese a no marcar, fue un constante peligro para la portería rival. El jugador madrileño pudo resarcirse de las múltiples ocasiones erradas en la siguiente jornada del campeonato de Liga frente al máximo rival: el Atlético de Madrid, el mismo equipo que decidió disolver sus categorías inferiores cuando Raúl sólo contaba con quince años, permitiendo así que el jugador recalase en las categorías inferiores del conjunto madridista.

Tras una profunda reestructuración deportiva, en la temporada 1994-95, el Madrid volvió a ganar la Liga gracias a los fichajes de Michael Laudrup, José Emilio Amavisca y Fernando Redondo, procedente del C. D. Tenerife. Además destacó la faceta goleadora de Iván Zamorano que fue el «pichichi» de la competición con veintiocho goles. El delantero chileno le marcó un triplete al F. C. Barcelona, en un encuentro que acabó ganándose por 5-0.

Sin embargo, para la temporada siguiente salen de la cantera otras de las grandes perlas blancas: José María Gutiérrez Guti y Álvaro Benito. Pese al gran refuerzo de los talentosos zurdos, la marcha del equipo no es todo lo buena que cabía esperar y Jorge Valdano fue despedido mientras Ramón Mendoza dimitía del cargo por los citados resultados deportivos y la enorme deuda que acumulaba el club, siendo sucedido por Lorenzo Sanz en 1995. Se culminó esa temporada alejado de los primeros puestos de Liga, por lo cual no disputó ninguna competición europea por segunda vez en su historia desde que se instaurasen dichos torneos. Después de unas esperanzadoras contrataciones de nuevos futbolistas como Davor Šuker, Peđa Mijatović, Roberto Carlos, Clarence Seedorf o Christian Panucci, «los blancos» ganaron la Liga 1996-97 dirigido por el técnico italiano Fabio Capello que deslumbró a Europa con la A. C. Milan en los primeros años de la década. Pese a ello, su fuerte carácter le hacen tener discusiones y conflictos con el presidente, y abandonó el club al finalizar la temporada siendo sucedido en el cargo por el alemán Jupp Heynckes pese a haber conquistado la Liga con el récord de puntos hasta la fecha.

Tercera época dorada

 

Vicente del Bosque, ex-jugador y ex-entrenador del Real Madrid.

Vicente del Bosque, ex-jugador y ex-entrenador del Real Madrid.

Con el equipo de nuevo en competición europea y bajo las órdenes del técnico alemán, el equipo merengue consiguió conquistar el máximo torneo continental de Europa después de perseguirlo durante los últimos treinta y dos años. La séptima Copa de Europa (renombrada desde la edición 1992-93 como Liga de Campeones) llegó a las vitrinas blancas tras vencer en la final a la Juventus Football Club gracias a un solitario gol de Peđa Mijatovic, lo que además sirvió para resarcirse frente al conjunto italiano que dos años antes había sido su verdugo en los cuartos de final.

Pese a la soñada hazaña, el club obtiene una mala clasificación en Liga, por lo que el presidente decide despedir tan sólo seis días después a Heynckes, demostrando así la alta exigencia que atravesaba el banquillo blanco.

Relevado por Guus Hiddink, quien llevó al club a alzar su segunda Copa Intercontinental, fue destituido en febrero por los malos resultados conseguidos en la Liga. El banquillo madridista empezó a ser demasiado inestable, hasta que llega a él en noviembre de 1999 el salmantino Vicente del Bosque. Como ex-jugador gran conocedor del club consigue asentar una filosofía que hace que el club vuelva a ser el dominador de Europa. Se vivió así la tercera época dorada del club.

Sabedor de la importancia histórica de la cantera, hace debutar al joven y prometedor portero Iker Casillas en un partido frente al Athletic Club nada menos que en «La Catedral». Desde aquel día empezó una carrera que le llevó a convertirse en el mejor portero del mundo, considerado por la FIFA y la IFFHS. De la mano del técnico español se logró conquistar la octava Copa de Europa en el año 2000 tras derrotar por 3-0 al Valencia C. F. en una histórica noche de París en la que por primera vez en la final de la competición se enfrentaron dos equipos del mismo país. Cabe destacar que para llegar al final el club eliminó en cuartos de final al vigente campeón, el Manchester United Football Club por 2-3 en Old Trafford, con una gran actuación de Raúl y Fernando Redondo.

En cuanto al plano baloncestístico, el club, que vio mermada su supremacía en España y Europa, consiguió mantener la línea de buenos resultados y se alzó con su octava Copa de Europa y con dos nuevas Recopas de Europa (1992 y 1997) convirtiéndose en ambas competiciones en el equipo europeo más laureado.

Máxima expansión mundial

Zinedine Zidane y David Beckham, dos de los máximos exponentes del club en la época.

Zinedine Zidane y David Beckham, dos de los máximos exponentes del club en la época.

Con el club de nuevo en lo alto del fútbol mundial, el 16 de julio del año 2000 se celebraron nuevas elecciones presidenciales. Sanz perdió en su reelección ante Florentino Pérez, que a partir de este momento se convirtió en el decimoquinto presidente de la entidad con las promesas de acabar con la gran deuda económica del club y llevarlo a ser el equipo referencia en el mundo (tal y como sucedió durante el mandato de Santiago Bernabéu), y la de fichar a Luís Filipe Madeira Figo (emblema y capitán del F. C. Barcelona). El portugués fue uno de los artífices para que el equipo conquistase la Liga 2000-01 junto a Raúl, «pichichi» del campeonato con 24 goles.

Desde entonces el club siguió la política de contratar a los mejores jugadores del mundo para darle mayor proyección e ingresos al club, que siguió con el mediapunta francés Zinedine Zidane, el delantero brasileño Ronaldo y el centrocampista inglés David Beckham (apodados por la prensa como «Los galácticos», sobrenombre que nunca fue del agrado ni de los jugadores ni del club), ayudaron a convertir de nuevo al equipo en uno de los más prestigiosos del mundo junto a una nueva remesa de canteranos. La mezcla de ambas generaciones acuñó el término de «Zidanes y Pavones», pronunciado por el presidente Florentino Pérez quien dijo era una de las esencias históricas del club:

“En el club históricamente siempre han convivido los mejores jugadores del mundo con los jugadores provenientes de la cantera, los “Zidanes” y los “Pavones”. […] Lo único que he hecho es seguir el camino que nos marcó Santiago Bernabéu: grandes jugadores de los mejores del mundo (Di Stéfano), los mejores de España (Amancio) y, con ellos, los que se forman en la cantera (Raúl)”

Florentino Pérez. 9 de junio de 2009. Madrid.

Se trabajó con gran efecto y el equipo ganó dos Ligas y la Novena Copa de Europa en 2002, el año del Centenario, frente al Bayer Leverkusen Fußball por 2-1, gracias a un gol histórico de volea de Zidane y a la actuación de Casillas en los últimos instantes del encuentro. En las semifinales el equipo eliminó previamente al F. C. Barcelona con una gran actuación en el Camp Nou. Posteriormente alzó la Supercopa de Europa, único título europeo que le faltaba (ya que la Recopa de Europa dejó de existir en 1999), y la Copa Intercontinental. Los nuevos éxitos internacionales y las nuevas estrellas del equipo llevaron al club a alcanzar una proyección inimaginable años atrás, llegando a lugares tan remotos como Asia, especialmente en China y los Emiratos Árabes, o en Estados Unidos con una cultura futbolística aún en un período emergente y de poca tradición, pero de un poder ecomómico altísimo.

El club inició extensas y numerosas giras como las acontecidas en décadas anteriores para proseguir con la expansión de la entidad llegando a sus más altos registros económicos y de popularidad que se vieron reforzados con numerosos acuerdos entre los que destacó la venta de la Ciudad Deportiva, merced a la cual el club llevó a cabo años después uno de sus más ambiciosos proyectos: la construcción de la Ciudad Real Madrid.

Tras la nueva gran época, la venta de algunas de las referencias del club y la alta edad de alguno de sus integrantes, llevaron al club a encadenar tres años sin títulos dejando además récords para el olvido, como el que sucedió en la temporada liguera 2003-04, en el que el equipo «merengue» llegó a perder cinco partidos consecutivos, la peor racha de la historia liguera del club. Una nueva etapa sin encontrar un técnico de garantías, en donde en dieciocho meses llegaron a pasar por el banquillo hasta cuatro entrenadores, demostrando la inestabilidad que se empezaba a instaurar no solo en el equipo, sino en toda la entidad. La nueva temporada acrecentó la mala racha de resultados en los que quedó eliminado de Copa y Copa de Europa, y que tuvieron su colofón con un partido de Liga perdido frente al R. C. D. Mallorca, quien llevaba cuatro meses sin ganar en casa, hasta la visita del equipo madridista. Florentino presentó su dimisión, cerrando así la última etapa dorada del club, dando paso a la posiblemente peor etapa institucional del Real Madrid C. F. en sus más de cien años de historia.

Incertidumbre en el club

Con Ramón Calderón en la presidencia tras unas polémicas elecciones por un presunto amaño en los resultados, sumieron a la entidad en una crisis institucional que hizo tambalear sus estructuras, viéndose sólo difuminada por la conquista de dos campeonatos de liga consecutivos (2006-07 y 2007-08), y una Supercopa de España en 2008 con dos técnicos diferentes, continuando con la tónica instaurada de inestabilidad.

Sin embargo, estas dos Ligas dejaron grandes momentos para el recuerdo y la historia madridista. La primera de ellas fue bautizada como «La Liga del clavo ardiendo» o la «Liga Cesarini», debido a la dura lucha por el título con el Sevilla F. C. y el F. C. Barcelona donde hizo gala de la casta histórica que le caracterizó en los años ochenta, y sin perder la fe empezó una escalada (partiendo en desventaja con sus rivales) hacia el primer puesto caracterizada por las numerosas remontadas que llevó a cabo en los últimos instantes de cada partido, en la llamada «Zona Cesarini». La labor goleadora de Ruud van Nistelrooy —«pichichi» de aquella temporada con veinticinco tantos y vigesimocuarto galardonado del club— fue clave para la consecución del título liguero número treinta y uno. El siguiente entorchado fue recordado por el día en el que el F. C. Barcelona visitó el Santiago Bernabéu para el correspondiente encuentro de liga, y en donde habiéndose ya proclamado los madridistas campeones matemáticos el máximo rival le recibió con el «pasillo de campeón».

Tras las citadas dos temporadas se produjo un hecho inusual en un acto institucional del club (correspondiente a la Asamblea Extraordinaria): la entrada de presuntos ultras en la misma. Este hecho, la controversia de las elecciones ganadas, y otros factores forzaron la dimisión de Calderón en enero de 2009 siendo sucedido por Vicente Boluda, quien organizó la transición hacia el regreso a la presidencia de Florentino Pérez. La demanda popular en el ambiente madridista le vio como el único capaz de redirigir el rumbo del club.

Vuelta a la cumbre

 

Cristiano Ronaldo se convirtió en apenas cinco temporadas en uno de los máximos goleadores de la historia del club, anotando en ese tiempo más de 300 goles.

Cristiano Ronaldo se convirtió en apenas cinco temporadas en uno de los máximos goleadores de la historia del club, anotando en ese tiempo más de 300 goles.

La temporada 2009-10 se inició con elecciones a la presidencia en las que Florentino Pérez fue el único candidato al puesto. Tras ellas llegaron al club Cristiano Ronaldo (siendo el desembolso más grande realizado hasta la fecha por un jugador), «Kaká», Karim Benzema y Xabi Alonso, además de recuperar a Álvaro Arbeloa y Esteban Granero (formados en la cantera), para españolizar una plantilla demasiado internacionalizada en la última década. En lo deportivo no hubo títulos y se acusó nuevamente una temprana eliminación en la Liga de Campeones por sexta vez consecutiva perdiendo así su condición de «cabeza de serie» de la competición. Llegó así José Mourinho con el objetivo de conquistar la Copa de Europa (que venía de lograr con el F. C. Internazionale); mientras que abandonaron el club dos jugadores emblemáticos: Raúl González y José María Gutiérrez Guti, dos de las últimas “perlas” de la cantera.

Tras varios años de incertidumbre se trazó al fin un proyecto deportivo firme a largo plazo. El buen trabajo realizado se vio truncado por uno de los mejores equipos en la historia del F. C. Barcelona, con el cual mantuvo algunos de los mayores y más disputados encuentros que se recuerdan desde hace tiempo, en el que el equipo blanco puso todo su esfuerzo en intentar destronar al equipo catalán como dominador actual del fútbol español (torna que no sucedía desde los primeros años en la historia del fútbol español). Ambos conjuntos lograron registros nunca vistos en España, y se desmarcaron notablemente del resto de equipos del país acuñando el término de «bipartidismo» o de «liga escocesa», equiparándose a ésta, donde desde hace años tan sólo dos equipos dominan lo más alto.

Trabajando por recuperar la hegemonía en España y el crédito en Europa mermado en los últimos años el club hizo un gran esfuerzo por asentar las bases del nuevo proyecto con la llegada de varios fichajes de futuro y así, tras dieciocho años, conquistó la Copa del Rey de 2010-11 merced a un gol de Cristiano Ronaldo en la primera parte de la prórroga frente al F. C. Barcelona siendo el primer título del nuevo proyecto deportivo. Dando un paso más en éste, se le otorgó al técnico el control de toda la parcela deportiva, hecho sin precedentes en España y el club que se ve reflejado al batir tres marcas inéditas en España: el de mayor número de goles en una temporada de Liga y en una temporada completa, con 121 y 174 goles respectivamente, vencer su trigésimo segunda Liga con un récord histórico de cien puntos, y ser el equipo que más victorias a domicilio consiguió con dieciséis. El club consigue también cambiar la tónica en Europa llegando a disputar tres semifinales consecutivas de la Liga de Campeones recuperando la condición de «cabeza de serie», al tiempo que la sección de baloncesto lograba el subcampeonato de Europa.

Pese al camino emprendido el técnico portugués no continuó en el club con el trasfondo de las discrepancias del técnico con la prensa española, que dieron finalmente con su marcha del club tras acordar con el presidente que era lo mejor para ambas partes, cerrando así el primer y único proyecto fuerte de la entidad desde hacía una década. En total, el club consiguió levantar un total de tres títulos en tres años en contraposición a los siete años anteriores donde nueve entrenadores distintos levantaron únicamente cuatro títulos.

El italiano Carlo Ancelotti y el adjunto Zinedine Zidane (quien regresaba al club) asumieron el control de todas las cuestiones referentes al primer equipo empezando un proyecto con un marcado carácter de futuro (reseñable por la llegada de futbolistas jóvenes o de cantera y continuistas de la españolización iniciada años atrás). Jugadores como Francisco Alarcón Isco, Asier Illarramendi, Jesé Rodríguez, Nacho Fernández, Casemiro o Gareth Bale (todos ellos jóvenes y con proyección por delante) encabezaron una revolución deportiva en la que el club obtuvo la mayor cantidad de ingresos por ventas en toda su historia.

La circunstancia del movimiento económico (igualmente acontecida en el fútbol inglés) suscitó controversias debido a las nuevas bases que se intentan asentar en la época en el fútbol por parte del máximo organismo futbolístico europeo en cuanto al «juego limpio financiero», pero fueron acalladas por el mismo presidente de la UEFA Michel Platini ya que no entran en conflicto al ser cantidades generadas en ingresos por el propio club. No en vano, el club registró un balance de beneficios positivo en el ejercicio 2012-13 de 36,9 millones tras sumar unos ingresos de 520,9 millones, superando el récord de una entidad deportiva establecido por el propio club el año anterior.

A un nuevo título de Copa del Rey de nuevo frente al F. C. Barcelona (2-1), le siguió la perseguida décima Copa de Europa tras derrotar al vecino rival el Atlético de Madrid por 4-1 en la prórroga, a la que se llegó por un gol en el descuento del tiempo reglamentario de Sergio Ramos que imposibilitó que su máximo rival alzase su primer título de la competición. La final fue la primera que enfrentó a dos conjuntos de la misma ciudad y en ella anotó también Cristiano Ronaldo (estableciendo un récord en la competición de diecisiete goles).
La sección de baloncesto alcanzó de nuevo la final de la Euroliga, pero perdió frente al Maccabi Electra Tel Aviv quedándose los madridistas a las puertas de lograr su noveno entorchado por segunda vez consecutiva, y el doblete europeo en ambas secciones. Pese al resultado, la institución lograba situar de nuevo a sus dos secciones en lo alto del panorama internacional.

El club continuó la línea iniciada con las contrataciones de Toni Kroos o James Rodríguez entre otros ayudaron a que el equipo firmarse la mejor racha histórica de victorias consecutivas de cualquier club español con veintidós en todas las competiciones oficiales. Éstas le sirvieron para convertirse en el club europeo más laureado a nivel internacional (a dos títulos del récord mundial del Al-Ahly Sporting Club egipcio) merced a su decimoséptimo y decimoctavo título internacional: la segunda Supercopa de Europa de su historia tras vencer por 2-0 al Sevilla Fútbol Club, y su primera Copa Mundial de Clubes al derrotar 2-0 al Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

 

Actualidad

Iker Casillas dejó el club tras 725 partidos y 19 títulos en 16 temporadas en el primer equipo.

Iker Casillas dejó el club tras 725 partidos y 19 títulos en 16 temporadas en el primer equipo.

La no consecución de ningún título al final de temporada en la parcela futbolística propició la salida del club del entrenador italiano en detrimento del español Rafael Benítez, quien ya formó parte del club en el pasado. La nueva normativa UEFA sobre la inclusión en los equipos profesionales de un número mínimo de jugadores nacionales y formados en las categorías inferiores del propio club para participar en competiciones europeas, propició que el club se reforzase con la vuelta de jugadores como Lucas Vázquez, Kiko Casilla o Denis Cheryshev, y otros como Marco Asensio o Martin Ødegaard para enfrentar esta medida. Por contra, se produjo la salida del capitán Iker Casillas tras veinticinco temporadas bajo la disciplina del club, siendo uno de los jugadores más laureados y carismáticos de la historia blanca.

Por contra, la sección de baloncesto conquistó una temporada histórica en su trayectoria tras conseguir cuatro títulos entre los que destacó su undécimo doblete nacional,  y la novena Copa de Europa. Ésta, la primera bajo el actual formato de Euroliga y tras disputar su tercera final consecutiva, completó la tercera triple corona de su palmarés.

Símbolos

Historia y evolución del escudo

 

Misiva que concedió al club el título de Real.

Misiva que concedió al club el título de Real.

 

Desde el nacimiento del club han existido diferentes modelos y versiones del escudo. El actual data del año 2001 y posee una forma circular bajo la corona real española. En él se entrelazan las tres iniciales del club, presentes desde el primer formato, sobre una banda azul marino que lo atraviesa diagonalmente. Toda la composición se encuentra enmarcada en un borde dorado. Así, las características principales del mismo son:

  • Las iniciales. En la parte circular se entrelazan las iniciales del club. Una “m” en referencia a Madrid, una “f” en referencia a fútbol, y una “c” en referencia a club, siendo el nombre que acuñó el club en su fundación: Madrid Foot-ball Club, manteniéndose hasta la actualidad debido a la coincidencia con su posterior castellanización sufrida en todos los clubes de ámbito deportivo.
  • La banda transversal. Atravesando el escudo aparece una banda trasversal de color azul marino. El color inicial de ésta fue el morado en referencia a la región de Castilla como símbolo identificativo de la misma, que fue cambiado en la última modificación del escudo en 2001 por el azul marino por motivos de mercadotecnia.
  • La corona real. El escudo se encuentra coronado por, valga la redundancia, una corona real en representación heráldica. Ésta apareció en el escudo por primera vez en 1920, fecha en que el rey Alfonso XIII de Borbón concedió al club el título de “Real”. Por esta razón se le añadió la corona, además de la citada denominación que se antepuso al nombre del club.
  • El bordeado dorado. El escudo se encuentra bordeado en un color amarillo – dorado.

El primer escudo del club tuvo un diseño muy simple consistente en el entrelazado de las tres iniciales del nombre sobre la camiseta blanca. Escudo que a su vez hubo de intercalar con otro redondo en el que estaban inscritas los dos cuarteles y la manteladura del escudo de la Villa de Madrid, debido a la normativa de la época, que dictaminaba que éste debía usarlo en los partidos oficiales contra otras sociedades deportivas. Localizados en el lado izquierdo del pecho, se iban reemplazando usando ambos dos de forma alterna según la competición hasta 1931, cuando el escudo del club pasa a ser el único que aparecerá en adelante en la camiseta en representación del club.

La primera variante del mismo data de 1908, cuando las letras entrelazadas adoptaron una forma más estilizada y aparecieron inscritas en un círculo, perdurando el diseño hasta 1920, fecha de la siguiente actualización y año en el que Alfonso XIII concedió a través de una misiva el título de la realeza a la vez que las iniciales se vieron estilizadas otro tanto. A su vez, para los partidos oficiales y con la normativa aún vigente, al escudo adaptado de la ciudad le fue añadida la corona borbónica y fue rodeado de una corona de laurel.

Con la instauración de la Segunda República Española en 1931 se eliminaron todos los símbolos de la realeza, de modo que el club perdió la corona que años antes le fue otorgada. A cambio, se le añadió la banda morada identificativa de la región de Castilla, mientras que aparecen por primera vez los colores en el emblema.

Una vez terminada la Guerra Civil Española, se produjo un nuevo cambio en 1941 al recuperar la corona, pero también mantuvo la franja morada. Además, se modificaron los colores, siendo entonces el dorado el predominante. Es con este escudo con el que el club alcanzó los máximos laureles del fútbol mundial, y que se mantuvo ya hasta finales de los años noventa. La última modificación se dio en 2001 perdiendo una de sus más tradicionales señas de identidad cuando la banda transversal pasó a ser de un intrascendente azul marino, irrelevante dentro de la historia del club, eliminándose así del escudo su histórico color morado de Castilla.

Uniforme

El Real Madrid ha vestido siempre completamente de blanco, con excepción de algún complemento del uniforme durante breves años.

El uniforme actual es de camiseta, pantalón y medias blancas; con las tres bandas características de la firma deportiva Adidas y el patrocinio de Fly Emirates. Las novedades en la camiseta respecto a la temporada anterior son el color complementario al blanco de la equipación, de un novedoso rosa, acompañado de un gris oscuro. A su vez cambia también la tipografía de los dorsales, que toman un aspecto más estilizado y más formal.

La segunda y tercera equipación varían según las condiciones de la competición nacional o continental. Una, de camiseta, pantalón y medias de color rosa fucsia con detalles en blanco. La tercera, en otra apuesta de Adidas al igual que la temporada anterior, vuelve a un tradicional color negro en todo su conjunto, teniendo un estampado de figuras místicas en un tenue color gris en el pecho firma de Yohji Yamamoto. De nuevo se especula sobre la elección de dicho diseño para la tercera equipación, que ha quedado en los últimos años marcada por ser la que suscita los mayores y más arriesgados cambios, y que posiblemente sea una táctica de merchandising como medida de expansión y crecimiento en el mercado asiático.

Además, las camisetas incluyen los distintivos de las competiciones que se disputan. En la competición liguera, lleva en la manga derecha el logo de la LFP. Para la competición europea, porta en la manga derecha el logo de vigente campeón de la UEFA Champions League y en la izquierda el emblema que le acredita como diez veces campeón de Europa. Además, tras proclamarse campeones del mundo de clubes, portarán durante todo 2015, el Escudo de Campeones FIFA en la parte superior derecha del frontal de la camiseta.

 

Datos del club

Denominaciones

A lo largo de su historia, la entidad ha visto como su denominación variaba por diversas circunstancias hasta la actual de Real Madrid Club de Fútbol, vigente desde 1941. El club se fundó bajo el nombre oficial de (Sociedad) Madrid Foot-ball Club (cuando en 1900 se produce la escisión dentro de la (Sociedad) Sky Football), siendo oficializado formalmente en 1902.

A continuación se listan las distintas denominaciones de las que ha dispuesto el club a lo largo de su historia:

  • (Sociedad) Madrid Foot-ball Club: (1900-04) Nombre oficial en su fundación.
  • Madrid-Moderno Foot-ball Club: (1904-04) Fusión con el Moderno Foot-Ball Club.
  • Madrid Foot-ball Club: (1904-20) Cae en desuso la calificación de “Moderno” volviendo a su nombre original.
  • Real Madrid Football Club: (1920-31) Se le añade el título de “Real” otorgado por el monarca Alfonso XIII de España.
  • Madrid Football Club: (1931-41) Se proclama la Segunda República Española por lo que todo símbolo o alusión monárquica es eliminada.
  • Real Madrid Club de Fútbol: (1941-Act.) Tras la instauración del Estado Español se produce una castellanización de los anglicismos y son restauradas las alusiones monárquicas.

Trayectoria y palmarés resumido

Distinciones

El Real Madrid C. F. acumula en sus más de ciento diez años de historia numerosos trofeos tanto nacionales como internacionales. Entre ellos destacan por importancia, diez Copas de Europa, dos Copas de la UEFA, dos Supercopas de Europa, dos Copas Latinas, dos Pequeñas Copas del Mundo, tres Copas Intercontinentales y una Copa Mundial de Clubes en el plano internacional, y treinta y dos Ligas, diecinueve Copas de España, nueve Supercopas de España, una Copa de la Liga, una Copa Eva Duarte, cinco Trofeos Mancomunados, dieciocho Campeonatos Regionales y tres Copas Regionales en los campeonatos nacionales.

Considerado por la FIFA como el mejor club del siglo xx, es además uno de los únicos cinco clubes que posee la Copa de Europa en propiedad (y el único en poseer el trofeo original de la Copa de Europa en propiedad, otorgado por la UEFA por sus cinco títulos consecutivos en el momento de la remodelación del trofeo) lo que le otorga el derecho a llevar en la manga izquierda de su uniforme la insignia de campeón múltiple de la competición. En ella se ha enfrentado a noventa y siete rivales distintos en las cuarenta y cinco ediciones disputadas en la considerada como la máxima competición europea a nivel de clubes.

En su país posee cinco trofeos de la Liga en propiedad por haber ganado la competición tres veces consecutivas o bien por cinco alternas, y dos trofeos de Copa del Rey en propiedad por el mismo motivo, a excepción del segundo título otorgado por el cambio de nombre de la competición.

Fue considerado por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) como el mejor club del mundo en los años 2000, 2002 y 2014.

Nota: en negrita competiciones vigentes en la actualidad.

Competición nacional

Títulos

Subcampeonatos

Primera División de España (32) 1931-1932, 1932-1933, 1953-1954, 1954-1955, 1956-1957, 1957-1958, 1960-1961, 1961-1962, 1962-1963, 1963-1964, 1964-1965, 1966-1967, 1967-1968, 1968-1969, 1971-1972, 1974-1975, 1975-1976, 1977-1978, 1978-1979, 1979-1980, 1985-1986, 1986-1987, 1987-1988, 1988-1989, 1989-1990, 1994-1995, 1996-1997, 2000-2001, 2002-2003, 2006-2007, 2007-2008, 2011-2012. (Récord) 1928-1929, 1933-1934, 1934-1935, 1935-1936, 1941-1942, 1944-1945, 1958-1959, 1959-1960, 1965-1966, 1980-1981, 1982-1983, 1983-1984, 1991-1992, 1992-1993, 1998-1999, 2004-2005, 2005-2006, 2008-2009, 2009-2010, 2010-2011, 2012-2013, 2014-2015. (22)
Copa de España (19) 1904-1905, 1905-1906, 1906-1907, 1907-1908, 1916-1917, 1933-1934, 1935-1936, 1945-1946, 1946-1947, 1961-1962, 1969-1970, 1973-1974, 1974-1975, 1979-1980, 1981-1982, 1988-1989, 1992-1993, 2010-2011, 2013-2014. 1902-1903, 1915-1916, 1917-1918, 1923-1924, 1928-1929, 1929-1930, 1932-1933, 1939-1940, 1942-1943, 1957-1958, 1959-1960, 1960-1961, 1967-1968, 1978-1979, 1982-1983, 1989-1990, 1991-1992, 2001-2002, 2003-2004, 2012-2013. (20) (Récord)
Supercopa de España (9) 1988, 1989, 1990, 1993, 1997, 2001, 2003, 2008, 2012. 1982, 1995, 2007, 2011, 2014. (5)
Copa de la Liga (1) 1984-1985. 1982-1983. (1)
Copa Eva Duarte (1) 1947-1948.

 

Competición internacional

Títulos

Subcampeonatos

Liga de Campeones (10) 1955-1956, 1956-1957, 1957-1958, 1958-1959, 1959-1960, 1965-1966, 1997-1998, 1999-2000, 2001-2002, 2013-2014. (Récord) 1961-1962, 1963-1964, 1980-1981. (3)
Copa Intercontinental (3) 1960, 1998, 2002. (Récord compartido) 1966, 2000. (2)
Mundial de Clubes (1) 2014.
Supercopa de Europa (2) 2002, 2014. 1998, 2000. (2)
Liga Europea (2) 1984-1985, 1985-1986.
Pequeña Copa del Mundo (2) 1952, 1956. (Récord) 1963. (1)
Copa Latina (2) 1955, 1957. (Récord compartido)
Copa Iberoamericana (1) 1994. (Récord)
Recopa de Europa (0) 1970-1971, 1982-1983. (2)
Copa Ibérica (0) 2000. (1)

 

Competición regional

Títulos

Subcampeonatos

Campeonato de Madrid / Centro (18) 1902-1903, 1904-1905, 1905-1906, 1906-1907, 1907-1908, 1912-1913, 1915-1916, 1916-1917, 1917-1918, 1919-1920, 1921-1922, 1922-1923, 1923-1924, 1925-1926, 1926-1927, 1928-1929, 1929-1930, 1930-1931. (Récord) 1902-1903, 1910-1911, 1918-1919, 1924-1925, 1927-1928. (5)
Trofeo Mancomunado (5) 1931-1932, 1932-1933, 1933-1934, 1934-1935, 1935-1936. (Récord) 1939-1940. (1)
Copa Federación Centro (3) 1923, 1928, 1943. (Récord) 1941. (1)

Evolución

Emblema otorgado por la FIFA como «Mejor Club del siglo XX».

Emblema otorgado por la FIFA como «Mejor Club del siglo XX».

El club es uno de los únicos tres que ha disputado siempre la Primera División (máxima competición de clubes en España) desde su fundación en la temporada 1928-29 sumando un total de ochenta y cuatro apariciones. Ocupa el primer puesto en la clasificación entre los sesenta participantes históricos además de ser el más laureado con treinta y dos títulos. Su peor actuación se registró en la temporada 1947-48 cuando finalizó en undécimo puesto.
En cuanto al panorama internacional, el club fue uno de los clubes que participaron en la primera edición de la Copa de Europa (actual Liga de Campeones (en. Champions League) y más prestigiosa competición de clubes en Europa), habiéndola disputado desde entonces un total de cuarenta y cinco temporadas no disputándola únicamente en quince ediciones, siendo el club con más presencias. En ellas sumó un total de diez títulos que le sitúan como el mejor equipo de la competición entre sus 486 participantes históricos.

En el resto de competiciones oficiales nacionales suma un total de ciento veintiún apariciones (destacando ciento dos presencias en la Copa del Rey, segunda competición por importancia en España, sobre ciento once posibles) para treinta y dos ausencias en alguna de ellas; y veinticuatro apariciones en el resto de competiciones oficiales internacionales para dos ausencias en alguna de ellas. Entre ellas destacan nueve en la Copa UEFA / Europa League y cuatro en la extinta Recopa de Europa.

 

Competición

P.J.

P.G.

P.E.

P.P.

G.F.

G.C.

Mejor resultado

Campeonato de Liga de Primera División

2663

1573

538

552

5668

3040

Campeón

Campeonato de España de Copa

582

338

99

145

1289

679

Campeón

Copa Eva Duarte / Supercopa de España

27

11

4

12

48

43

Campeón

Copa de la Liga de España

16

4

6

6

29

32

Campeón

Copa de Europa / Liga de Campeones de la UEFA

378

225

64

89

837

411

Campeón

Copa Intercontinental / Mundial de Clubes

13

7

3

3

25

14

Campeón

Copa de la UEFA / Liga Europea de la UEFA

64

33

10

21

111

75

Campeón

Supercopa de Europa

4

2

0

2

6

4

Campeón

Recopa de Europa

31

16

9

6

57

24

Subcampeón

Total

3778

2209

733

836

8070

4322

80 Campeonatos

Nota: En negrita competiciones activas. Estadísticas actualizadas al último partido jugado el 20 de septiembre de 2014Fuentes: Liga de Fútbol Profesional (LFP) – UEFA

 Jugadores

Durante los más de cien años de la entidad han vestido la camiseta del club más de mil doscientos futbolistas. Entre ellos han jugado algunos de los considerados por mejores jugadores de su época y de la historia del fútbol. Reconocidos por su amplio palmarés tanto a nivel de club como a nivel internacional de selecciones, los jugadores de nacionalidad argentina son los más representados (a excepción de los españoles) con un total de veintinueve futbolistas, siendo más de ciento setenta jugadores extranjeros que han defendido la camiseta blanca desde que Arthur Johnson lo hiciera en el primer partido oficial del club contra otra sociedad.

El hispano-argentino Alfredo Di Stéfano y el hispano-húngaro Ferenc Puskás fueron incluidos por la IFHOC en el salón de la fama del fútbol en su primera gala (donde también fue incluido el club), siendo los dos primeros jugadores en formar parte del selecto historial, y al que posteriormente se añadió el brasileño Waldir Pereira Didí antes de que el proyecto se IFHOC-FIFA se viese interrumpido.

Además destacan en la historia madridista los jugadores que más años estuvieron bajo disciplina del club, el cántabro Paco Gento y el madrileño Manolo Sanchís con un total de dieciocho temporadas cada uno en el primer equipo, siendo también los jugadores que más títulos oficiales han logrado como jugadores del club con un total de veintiuno.
En cuanto al número de partidos y goles, el madrileño Raúl González encabeza la lista con un balance de 741 partidos (treinta y tres por encima del mencionado Sanchís) y 323 goles (quince por delante de Di Stéfano, jugador que cambió la historia del club).

Entre los jugadores en activo en la actualidad del club el madrileño Iker Casillas es el jugador que más temporadas y partidos acumula con 685 apariciones repartidas en dieciséis temporadas (siendo además el jugador que más internacionalidades posee con España con un total de ciento cincuenta y siete), mientras que el máximo goleador es el portugués Cristiano Ronaldo con doscientos cincuenta y seis goles en apenas cinco años, arrojando un promedio aproximado de cincuenta tantos por temporada.

Asimismo merecen ser destacadas algunas generaciones de futbolistas del club como el «Madrid de Di Stéfano» (equipo que consiguió conquistar cinco Copas de Europa consecutivas, conociéndosele también por el seudónimo del «Madrid de las cinco Copas», y por el que el club es conocido con el apelativo de «vikingo»), el «Madrid de los Yé-yé» (equipo formado exclusivamente por jugadores españoles que consiguió la sexta Copa de Europa del club), el «Madrid de los García» (plantilla subcampeona de la Copa de Europa que consiguió alcanzar la final del máximo torneo continental tras quince años de ausencia) o el «Madrid de la Quinta del Buitre» (equipo que conquistó cinco Ligas consecutivas y dos Copas de la UEFA).

 

Parcela técnica

Rafael Benítez, entrenador del club desde 2015.

Rafael Benítez, entrenador del club desde 2015.

Tras la remodelación en el organigrama deportivo del club llevada a cabo en el año 2012 se vio afectada la parcela del «staff» técnico de la primera plantilla. En ella la figura de entrenador pasó a ser denominada como mánager deportivo, variando sus funciones y encargándose de toda la sección deportiva de la sección futbolística, desde la planificación y desarrollo de los futbolistas hasta el trabajo de campo, conocido como entrenador o preparador.

Tras la salida del italiano Carlo Ancelotti, llegó como sustituto el español Rafael Benítez asumiendo las mismas funciones en lo referente a las cuestiones del primer equipo, a semejanza del fútbol inglés. Benítez regresó así al club del que ya formó parte como jugador en el Real Madrid Aficionados (conocido desde 1990 como Real Madrid Club de Fútbol “C”, y que desapareció en 2015) y como director y entrenador de las categorías inferiores del club, así como del primer equipo filial durante el primer lustro de los años 1990.

El Real Madrid Club de Fútbol ha tenido un total de cuarenta y seis entrenadores a lo largo de su historia, en la que, debido a su repercusión internacional, ha llegado a contar con el servicio de múltiples entrenadores de distintas nacionalidades, siendo los de nacionalidad española la más numerosa con un total de veintidós. El primer entrenador oficial fue Arthur Johnson en 1910, años después desde la fundación del club en 1902, puesto que hasta entonces todas las decisiones eran tomadas por el presidente y la junta directiva, pero con el paso del tiempo, el fútbol fue adquiriendo cada vez más detalles técnicos y tácticos, haciéndose indispensable la creación de una figura encargada de tales cometidos. Ha sido tal la evolución de la táctica y la exigencia de este deporte, que actualmente se ha llegado a popularizar el uso de la figura de un segundo entrenador que complementa el trabajo del «mánager» principal.

En la actualidad, el cargo de segundo entrenador o adjunto se encuentra desempeñado por el español Antonio Gómez y por el itliano Fabio Pecchia (quien ya le acompañó en etapas anteriores), mientras que el adjunto predecesor, el español Fernando Hierro comenzó su carrera como primer entrenador.

 

Presidencia y Junta directiva

 

Florentino Pérez, presidente del club desde 2009, fecha en la que inició su segundo mandato.

Florentino Pérez, presidente del club desde 2009, fecha en la que inició su segundo mandato.

Desde el primer presidente oficial del club Juan Padrós, en 1902, han pasado por el máximo cargo de la entidad un total de dieciocho presidentes, incluyendo los segundos mandatos de Adolfo Meléndez y Florentino Pérez, y la presidencia de Julián Palacios, que figura en los estatutos como primer presidente en la historia del club entre los años 1900-02, cuando se crea la entidad sin ser legalizado aún tras la escisión acontecida en la (Sociedad) Sky Foot-ball, club predecesor de la (Sociedad) Madrid Foot-ball Club.

Entre ellos, destacó la presidencia de Santiago Bernabéu, undécimo presidente del club, que se mantuvo en el cargo treinta y cinco años. Fue sin duda el más importante en la historia del club debido a su carisma, logros deportivos (tanto como futbolista como de directivo), erigiéndose como el máximo responsable del crecimiento de la sociedad tanto a nivel institucional como deportivo.
Bajo su mandato no sólo impulsó al propio club, sino al fútbol en España y Europa, siendo uno de los responsables e impulsores de la creación de diversas competiciones de éste y otros deportes favoreciendo así a sus desarrollos.

Tras las últimas elecciones a la presidencia y la junta directiva, en las que hubo una sola candidatura, los distintos cargos del club para la temporada 2013-14 fueron ocupados por los mismos responsables que durante el mandato anterior con el madrileño Florentino Pérez al frente.

Florentino vive su cuarta etapa al frente del club, en el que es su segundo mandato desde que volviese a ostentar el cargo desde la temporada 2009-10, intentando recuperar el rumbo de una entidad que vivió su época más convulsa en los años previos a su segunda llegada.
Bajo su amparo el club conquistó tres campeonatos de Liga, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, una Copa de Europa, una Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental para un total de diez títulos en otros tantos años. Pero sin duda, donde más repercusión tuvieron sus presidencias fue en el aspecto económico. Bajo su gestión el club se situó como el club deportivo más rico del mundo llegando a obtener unos beneficios anuales de más de 500 millones de euros, lo que permitieron al club casi acabar con la histórica deuda que arrastraba desde la primera mitad del siglo pasado, además de expandir cuantitativamente la imagen del club.

 

Categorías inferiores

La cantera del Real Madrid, conocida como «La Fábrica», ha sido siempre una de las más fructíferas de España, siendo de las más importantes y que mayores éxitos acumulan, y ha sido considerada en múltiples ocasiones como la mejor cantera de futbolistas de Europa. Su objetivo es el de abastecer desde su fundación en 1950 de futbolistas con gran futuro a la primera plantilla. Abarca secciones desde la edad de benjamines hasta la de juveniles antes de acceder al equipo filial del club, el Real Madrid Castilla C. F., siendo este ya el único existente tras la desaparición del Real Madrid C. F. “C” en el verano de 2015.

Por ella han pasado jugadores tan prestigiosos y reconocidos como Emilio Butragueño, Manolo Sanchís, Raúl González, José María Gutiérrez Guti, o Iker Casillas entre muchos otros. Tal es la magnitud, que muchos equipos de primera y segunda división han sido reforzados con numerosos futbolistas formados en el club madridista. El Castilla es además, por resultados, el mejor de los conjuntos filiales de los clubes de España.

La sede de las instalaciones del fútbol base, se encuentra en la Ciudad Deportiva de Valdebebas inaugurada en 2004, llamada “Ciudad Real Madrid”.

Real Madrid Castilla Club de Fútbol

El Real Madrid Castilla Club de Fútbol, más conocido como Castilla, es el primer filial del club. Lo es oficialmente desde 1972, año en que adquiere los derechos federativos de la Agrupación Deportiva Plus Ultra, que desde principios de los años 40 hacía las funciones de club filial mediante distintos acuerdos.

Actualmente milita en la Segunda División “B” tras perder la categoría de plata en 2013-14, habiéndose proclamado campeón de la Segunda División en una ocasión en las treinta y dos temporadas en las que ha participado, lo que le convierte en el mejor equipo filial de los clubes españoles. Ha conquistado además otros diez campeonatos de liga en divisiones inferiores.

Es además el único filial que posee el honor de haber disputado una competición europea de máximo nivel, al clasificarse para la Recopa de Europa de 1980-81 debido a la final de la Copa del Rey disputada el año anterior en la que se enfrentó a su equipo matriz, el Real Madrid, ya clasificado para la Copa de Europa. La hazaña no ha podido ni podrá ser igualada por ningún otro filial español al cambiar la reglamentación de la RFEF y la UEFA sobre las normas de competición referentes a los equipos filiales.

Otras secciones deportivas

El Real Madrid, pese a fundarse como un club de fútbol, pronto pasó a tener una clara vocación de club polideportivo, contando entre su historia con secciones tan variadas durante sus cien años de historia como lo han sido el ajedrez, el atletismo (masculino y femenino), el baloncesto (masculino y femenino), el balonmano (a-7, a-11 y femenino), el béisbol, los bolos palma, el boxeo, el ciclismo, la esgrima, el fútbol (a-11, sala e indoor), la gimnasia artística y deportiva (masculina y femenina), la harterofilia, el hockey (hielo, hierba, patines y sala), la lucha grecorromana, la natación (masculina y femenina), el patinaje sobre hielo, la pelota, la petanca, el remo, el rugby, el tenis (masculino y femenino), el tenis de mesa o ping-pong (masculino y femenino), el tiro con arco y el voleibol (masculino y femenino). Disciplinas que se practicaron con el escudo del Real Madrid y la mayoría de ellas con gran éxito, y que tuvieron gran acogida y repercusión dentro del club.

Sin embargo, debido a las exigencias económicas para mantener las secciones, el club madridista tuvo que ir renunciando paulatinamente a ellas para dedicar más esfuerzos al fútbol y el baloncesto masculino, disciplinas más prolíficas en cuanto a títulos y ganancias, sin olvidar el fútbol indoor a través del equipo de veteranos. Además, hoy en día, a través de la educación que fomenta la Fundación Real Madrid, podemos encontrar a jóvenes chicas participando en torneos y jugando al baloncesto, y una escuela de baloncesto adaptada y en en silla de ruedas.

En las primeras décadas del siglo xxi se intentó recuperar alguna de las mencionadas secciones siendo la de balonmano, la de rugby o la de fútbol sala las que más cerca estuvieron de volver a existir; así como el crear nuevas secciones como el automovilismo o un equipo femenino de fútbol, pero finalmente ninguna llegó a materializarse.

Fútbol Indoor – Equipo de veteranos

La Asociación de ex jugadores del Real Madrid Club de Fútbol, nació como sección de veteranos del Real Madrid Club de Fútbol, jugando una serie de partidos amistosos y torneos de fútbol a-11, modalidad que sigue manteniéndose en la actualidad, conquistando diversos trofeos (junto con el fútbol a-7 y el fútbol sala en divesos partidos amistosos y eventos benéficos promovidos por la Fundación Real Madrid).

Posteriormente se formalizaría su sección de Fútbol Indoor, caracterizada por ser representada por un combinado de veteranos del Real Madrid, y presidida de forma honorífica por el, valga la redundancia, presidente de honor del club don Alfredo Di Stéfano, y como presidente de la Asociación de ex jugadores. En el año 2008 el Real Madrid inauguró, junto con los otros 8 equipos que habían conquistado La Liga de fútbol en alguna ocasión, la Liga Española de Fútbol Indoor.

Secciones deportivas desaparecidas

Históricamente el club contó con numerosas secciones deportivas que desafortunadamente fueron desapareciendo por diversos motivos, conservando como recuerdo sus grandes éxitos y las publicaciones históricas referentes. Pese a ello siempre tuvieron un lugar destacado en la historia de la entidad, siendo practicadas algunas de dichas disciplinas en los anexos del «Estadio de Chamartín» y para las que posteriormente incluso se llegó a construir un complejo multideportivo conocido con el nombre de Ciudad Deportiva del Real Madrid Club de Fútbol a comienzos de los años sesenta.

Entre ellas, destaca especialmente la sección de voleibol al ser una de las más longevas y que mayores éxitos obtuvo, siendo aún treinta años después de su desaparición el equipo más laureado del voleibol español con 19 títulos entre ligas y copas, teniendo un gran dominio en la década de los años setenta.

Real Madrid Club de Fútbol “C”

El Real Madrid Club de Fútbol “C”, más conocido como Real Madrid “C”, fue el segundo equipo filial del club hasta su desaparición en 2015. Éste estaba caracterizado por ser el equipo que servía de plataforma de ascenso entre las categorías inferiores y los equipos profesionales del Real Madrid.

Iniciado como un club amateur, bajo el nombre de Real Madrid Aficionados en los años 50, disputaba la Tercera División hasta el momento de su disolución, siendo esta la cuarta categoría de fútbol en España. Como condición de segundo filial, la máxima categoría que podía disputar el equipo era la Segunda División “B” habiendo participado en ella un total de cinco temporadas, cosechando su mejor actuación en la temporada 2012-13 en la que finalizó en la quinta posición. Al igual que le ocurre al Castilla, su participación en las distintas divisiones del fútbol español además de estar condicionada por sus propios resultados deportivos, estaba a expensas de los obtenidos la temporada anterior por su equipo superior dentro del club. Esto significa que siempre debía militar por lo menos en la división inferior, sin posibilidad de ascender por encima de su filial inmediato, bajando de categoría si así procediese al hacerlo el equipo mayor, sin tener en cuenta los resultados propios obtenidos.

A diferencia del carácter con el que fue iniciado, desde los años 1990 estuvo integrado principalmente por futbolistas de edades juveniles de la cantera madridista. Entre sus mayores logros estuvo el de alcanzar los octavos de final de la Copa del Rey en la temporada 1986-87 en los que fueron eliminados por el Atlético de Madrid (posterior subcampeón de la edición).
A nivel amateur, el equipo conquistó numerosos Campeonatos de España de Aficionados siendo el equipo que más trofeos posee.

 

Celebraciones

Títulos deportivos

 

Vista de la plaza de Cibeles durante las celebraciones del campeonato de Liga 2011-12.

Vista de la plaza de Cibeles durante las celebraciones del campeonato de Liga 2011-12.

Cuando el Real Madrid consigue un título deportivo tiene dos tipos de celebraciones una de carácter institucional que consiste en una visita a la Catedral de la Almudena, a la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid y a la sede de recepciones del Ayuntamiento desde cuyo balcón ofrecen el título a los aficionados.

Por otra parte, los aficionados madridistas, celebran la consecución de los títulos concentrándose en los alrededores de la plaza Cibeles, a donde llegan los futbolistas triunfadores en un autocar panorámico y acceden a la fuente de Cibeles donde se instala un escenario elevado para que puedan ser vistos y vitoreados por los aficionados que acuden en masa a cada celebración, habiendo sido la consecución de las últimas Copas de Europa las que mayor euforia desataron. Es tradición “engalanar” a la Diosa, poniéndole una bufanda y una bandera con los colores de España y del club.

Trofeo Santiago Bernabéu

Trofeo Santiago Bernabéu

Trofeo Santiago Bernabéu

El Trofeo Santiago Bernabéu es un torneo amistoso que organiza el Club todos los años desde 1979, dedicado a la memoria del presidente Santiago Bernabéu fallecido un año antes de su primera edición. Se disputa al principio de la temporada, generalmente a finales de agosto, antes del comienzo del Campeonato de Liga. Habitualmente es el primer partido que disputa el equipo en casa cada temporada, y tiene el aliciente de la presentación de la plantilla de jugadores con la que contará el club esa temporada. Se disputa a un solo partido y se suele invitar a un equipo de prestigio mundial para enfrentarse al Real Madrid.

Bodas de Oro (1902-1952)

El 6 de marzo de 1952 se cumplieron las Bodas de Oro del Club. Con tal motivo se organizan diversos actos, entre los que destacó un torneo internacional de fútbol en el que los equipos invitados fueron el Club Deportivo Los Millonarios de Colombia (quién se adjudicó el trofeo), y el Idrottsföreningen Kamraterna Norrköping de Suecia. En las filas del conjunto sudamericano destacó un joven futbolista llamado Alfredo Di Stefano que encandiló a la afición blanca.

Cabe destacar el protagonismo que adquirió el club desde ese momento. En sus hasta la fecha cincuenta años de vida la entidad cosechó únicamente doce títulos nacionales oficiales en el panorama futbolístico, por dos en el baloncestístico. Desde entonces, el club vivió su mejor etapa cosechando en las siguientes cinco décadas más de un centenar de títulos entre ambas secciones, las más destacadas de la entidad.

75.º Aniversario (1902-1977)

En 1977 se cumple el 75.º aniversario del club por lo que se desarrollaron diversas celebraciones y homenajes a madridistas destacados. No obstante hay un un panorama triste porque el equipo no compite (por primera vez en cuatro lustros) en competiciones europeas. Lo más destacable de esa temporada es que el 29 de abril firmó por el club el alemán Ulrich Stielike, al que se le sumó días después Juan Gómez Juanito. Dos jugadores distintos, dos concepciones diferentes de entender el fútbol; dos grandes jugadores que dejaron historia para la afición blanca.

Centenario (1902-2002)

A lo largo del año 2002 el Club celebró su centenario (1902-2002) con una serie de celebraciones, que empezaron el 1 de enero del año 2002 y terminaron el 1 de enero del año siguiente.

El gran logro en el año del Centenario, fue la conquista de la Novena Copa de Europa.

Como acto por parte de la Federación Española de Fútbol se designa al Santiago Bernabéu como sede de la final de la Copa del Rey de fútbol 2001-02, coincidiendo esta además con la fecha de su fundación, el 6 de marzo.

Dimensión sociocultural

Es uno de los clubes más populares de su país (a fecha de 2007 contaba con la mayor cantidad de seguidores en España con el 32,8% del total de simpatizantes al fútbol de acuerdo con un estudio realizado en el mes de mayo del 2007 por el Centro de Investigaciones Sociológicas).

 

Afición

 

Foto del grupo Orgullo Vikingo durante un partido de 1992-93.

Foto del grupo Orgullo Vikingo durante un partido de 1992-93.

Desde su fundación, la propiedad de la entidad recae en sus socios, siendo uno de los cuatro únicos clubes profesionales de España cuya entidad jurídica no es la de Sociedad Anónima Deportiva (S. A. D.). Al mitad del ejercicio 2013-14, la masa social del club está compuesta por un total de 96 966 socios. Entre éstos, aproximadamente unos 2 000 tienen la condición de ser socios compromisarios, quienes son elegidos entre los propios abonados del club como representantes del resto en las asambleas generales.

Ser socio compromisario del Real Madrid significa, que se acepta la responsabilidad de ser depositario de la confianza y de la conciencia del madridismo y poder decidir en las juntas de compromisarios con su voto. Los socios compromisarios se eligen cada cuatro años. Para ser socio compromisario, es necesario el aval de otros tres socios. Si el número de socios compromisarios presentados no cubren las plazas, se realiza un sorteo entre todos los socios hasta completarlo, de igual manera que si el número presentado es superior a las plazas se eligen por sorteo de entre los presentados.

La masa social de la entidad fue creciendo a medida que crecía el club. Así, a los diez años de su fundación, el club contaba ya con aproximadamente 450 socios que llenaban la grada de la tribuna del antiguo Estadio de O’Donnell, cuya capacidad total era de 5 000 espectadores, uno de los recintos más grandes de la época. Entre ellos se encontraban también los directivos, que como dictan los estatutos institucionales del club, deben cumplir con el requisito de ser socios.

Tiene amistad con las aficiones del RCD Español, Málaga CF, Real Zaragoza y Albacete Balompié a nivel nacional y con las de la SS Lazio, Liverpool FC y París Saint-Germain a nivel internacional.

 

Educación y Sanidad

El Real Madrid C. F. ofrece una formación académica a través de su Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid, así como de la Institución Educativa SEK. La primera de ellas oferta estudios universitarios y de postgrado, y la segunda actúa centro de enseñanza para los canteranos del club, siendo ambas de carácter privado y de acceso abierto a cualquiera que lo solicite según los requisitos de los centros.

La Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid se encuentra presente en once países, y está prevista una mayor expansión por Europa y Asia. En ella además se imparte la Cátedra Real Madrid para desarrollar la cooperación entre el mundo de la educación y el deporte a través de actividades y estudios de investigación y docencia; y un Departamento de Carreras Profesionales.

El club cuenta también con una alianza con la compañía de asistencia médica Sanitas, encargada de gestionar los servicios médicos del club para todas sus secciones deportivas.

 

Fundación Real Madrid

La Fundación Real Madrid es el instrumento a través del cual la entidad hace efectiva su responsabilidad social corporativa y desarrolla sus fines de carácter humanitario, social y formativo. Con carácter anual, el club procede a efectuar una donación a la Fundación para el desarrollo de sus actividades, cuyo objeto fundacional es fomentar los valores inherentes a la práctica deportiva y la promoción de ésta como instrumento educativo susceptible de contribuir al desarrollo integral de la personalidad de quienes lo practican. Desarrolla sus programas de actividades en torno a cinco grandes áreas, como son el fomento del deporte, formación deportiva para el desarrollo de valores, proyectos sociales, cooperación internacional y actividades institucionales, además del centro de documentación.

Sus más de 200 escuelas sociodeportivas en más de sesenta países reciben la labor social en más de 60 000 beneficiarios desfavorecidos en áreas como hospitales, centros de acogida, centros penitenciarios, centros para la tercera edad, o campus deportivos entre otros. Desde el año 2012, la fundación cuenta con la ayuda de la Oficina del Voluntario Madridista, con más de 250 voluntarios que ayudan de manera altruista a la obra social.

La Fundación Real Madrid gestiona entre otras actividades el Centro de Documentación del Club, así como el Corazón Classic Match, un encuentro anual entre equipos mundiales de veteranos (que ha contado con la presencia de los veteranos de la A. C. Milan, el F. C. Bayern München o el Manchester United F. C. entre otros) cuyos beneficios se destinan al Proyecto África de la fundación. Éste contribuye al respeto a los Derechos Humanos, la paz y la construcción de ciudadanía en este continente así como a la lucha contra la pobreza y la exclusión social de la juventud en África. Senegal, Mozambique, Burundi, Malaui, Tanzania, Kenia, Etiopía y Uganda entre otros ya se benefician de este proyecto.

Desde su creación, ha recibido numerosos reconocimientos y premios por su labor social, cultural y humanitaria, así como numerosas nominaciones en favor del desarrollo.

La Fundación ofrece una Revista denominada «ReALMAdrid» de carácter trimestral donde se reflejan e informan las distintas actividades y proyectos que realiza, además de un soporte más visual a través de la Memoria Anual.

 

El club en los medios de comunicación

El club blanco es uno de los equipos que mayor cobertura tiene en los medios de comunicación españoles, especialmente cuando juega partidos trascendentes, como por ejemplo sus enfrentamientos con sus máximos rivales o para dirimir algún título. Ejemplo de esta cobertura fue «El Clásico» celebrado en la temporada 2009-10, ya que contó con más de seiscientos periodistas acreditados de todo el mundo para informar del partido, que se repartieron entre noventa y tres medios de prensa escrita, ochenta fotógrafos, veintinueve televisiones y veinticuatro emisoras de radio. A pie de campo y en las zonas habilitadas para los medios hubo periodistas de quince países distintos: Alemania, Italia, Países Bajos, Francia, Portugal, Estados Unidos, Japón, China, Inglaterra, Israel, Suiza, México, Brasil, Bélgica y Catar. La cobertura mediática para este partido se duplicó con respecto a cualquier otro partido de Liga donde habitualmente son alrededor de trescientos los periodistas acreditados para ofrecer la información madridista.

Real Madrid TV

El club dispone de un canal propio de televisión, Real Madrid TV, de ámbito internacional, que realiza la función de promover el conocimiento y difusión de la institución. El canal se ocupa de las retransmisiones de todos los actos institucionales del club, como asambleas, ruedas de prensa o presentaciones y emite partidos oficiales del primer equipo en directo, a través del sistema de pago por visión.

Hala Madrid

Además de la cobertura televisiva, el club posee su propia revista oficial, distribuida entre todos los socios y los titulares del carné madridista desde su inauguración en el mes de septiembre del año 1950. «Real Madrid. Boletín informativo» fue el nombre elegido de la publicación que Santiago Bernabéu puso en marcha para dar mayor cobertura de información a sus socios sobre las labores del club.

Desde entonces, y pese al cambio de nombre, sigue incluyendo los mismos contenidos y finalidad, ofreciendo reportajes con todos los protagonistas de la vida diaria de la entidad, desde los jugadores del primer equipo hasta los miembros de las categorías inferiores, así como empleados y madridistas ilustres. Además, abre sus páginas a los aficionados y peñistas de todo el mundo que dan testimonio de la historia del club a través de anécdotas y episodios que quedaron para el recuerdo.

Nuevas tecnologías

A través de las nuevas tecnologías, cada vez más presentes en el tanto en la cultura popular como en el ámbito deportivo, el club ofrece a sus aficionados las últimas noticias referentes a todos los aspectos de la entidad.

El club dispone de una página web, donde informa ampliamente y de forma actualizada de los aspectos más significativos, tales como su historia, comunicados, organigrama, sección futbolística y baloncestística, cantera, socios o Fundación entre otros.

En este aspecto, la cobertura del club avanza con el crecimiento tecnológico y ofrece informaciones semejantes en las distintas redes sociales que han ido apareciendo en los últimos años. Plataformas como Facebook o Twitter, como las más destacadas en la masa social, son además una nueva forma de comunicación entre el club y sus seguidores. Cabe destacar especialmente ésta última, que con apenas unos años de vida se ha convertido en una de las principales herramientas de comunicación e interactividad al margen de la habitual prensa escrita o digital. A través de ella, los aficionados expresan con presunta libertad sus inquietudes en lo referente al club, haciéndoselo notar a través de su cuenta oficial @realmadrid.

Cine

La historia del club ha sido reflejada varias veces en el mundo del cine a través de distintos puntos de vista. Películas como Real, la película o Goal! 2: Living the Dream… narran desde una historia cinematográfica el alcance, repercusión y proyección del club en el mundo.

El 25 de agosto de 2005 se estrenaba en los cines Real, la película, un largometraje español dirigido por Borja Manso. El filme narra las vidas de cinco personas en distintos continentes que comparten una misma pasión, el Real Madrid. Posteriormente, el 9 de febrero de 2007 se estrenó Goal! 2: Living the Dream…, la secuela de Goal! bajo la dirección de Jaume Collet-Serra que narra la vida de Santiago Múñez, un futbolista que logra llegar a lo más alto del fútbol desde sus inicios en la pobreza.

Para las ediciones de las películas se contó con la colaboración del club, e incluso con la del presidente Florentino Pérez y la de algunas de las estrellas del primer equipo de fútbol.

 

Rivalidades

El F.C Barcelona y Lionel Messi, los dos mayores rivales.

El F.C Barcelona y Lionel Messi, los dos mayores rivales.

A menudo las historias de los clubes van ligadas a la de sus máximos rivales. En el caso del equipo madrileño sus éxitos y derrotas han ido ligados a los resultados cosechados contra sobre todo cinco clubes.

En España se da con el Athletic Club, con quien mantuvo la máxima rivalidad en los primeros años del fútbol español por ser en aquel entonces dos de los mejores equipos que existían, llegando a disputar varias finales de Copa; con el Fútbol Club Barcelona, siendo éste el encuentro de mayor rivalidad actualmente, trascendiendo a nivel mundial;291 y con el Atlético de Madrid, con el que disputa el «Derbi madrileño» siendo históricamente el encuentro de mayor rivalidad y que vivió en 2014 su mayor apogeo cuando ambos clubes disputaron la final de la Copa de Europa, siendo la primera y única vez que ha sido disputada por dos clubes de una misma ciudad.

En cuanto a Europa, su máxima rivalidad se da con el Fußball Club Bayern München, que se ha ido acrecentando desde los años setenta debido a sus duros enfrentamientos en la Copa de Europa (actualmente conocida como Liga de Campeones), resaltando algunos partidos como el de «El loco del Bernabéu» y el de «El pisotón de Juanito a Matthäus»; y con la Associazione Calcio Milan con el que mantiene la sana rivalidad deportiva por el trono en la ya citada máxima competición de clubes en Europa.

Otras rivalidades más recientes, puntuales, y de menor repercusión son, por citar algunas, contra el Real Sporting de Gijón, comenzando en los años setenta con partidos cargados de gran tensión donde los rojiblancos en primera instancia intentaban eludir el descenso de categoría, para años después disputarle un título de Liga en los años ochenta desembocando en una gran tángana, con el Club Atlético Osasuna desde los años ochenta cuando la afición rojilla soltase al campo un cochinillo con la camiseta de un jugador madridista y cuando un petardazo lanzado desde la grada impactase en «Paco» Buyo años más tarde, y con el Valencia Club de Fútbol desde finales de los años noventa cuando la estrella valencianista Predrag Mijatović puso rumbo a Madrid, acto que se consideró en Valencia como una traición del futbolista y que fue acrecentada después por el ámbito deportivo con las disputas de varias Ligas e incluso una Copa de Europa, siendo aquella la primera final entre dos equipos del mismo país en dicha competición.
Sin embargo, ninguna de ellas ha obtenido mayor repercusión en el panorama nacional como las que mantiene con los ya citados bilbaínos, barcelonistas y atléticos y con los bávaros y milanistas en el internacional siendo estos cinco clubes los máximos rivales deportivos del conjunto madrileño.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.